Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Crónica: Una jornada de disturbios en la calle y acercamiento simbólico en la política en Cataluña

Crónica: Una jornada de disturbios en la calle y acercamiento simbólico en la política en Cataluña
Derechos de autor
AP
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Justo un año después de las elecciones en Cataluña, convocadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en respuesta al desafío independentista, en las calles se volvió a sentir rechazo frontal al Gobierno de España.

Variaspersonas fueron detenidas durante los duros enfrentamientos entre los Mossos d'Esquadra y los manifestantes que protestaron este viernes contra el consejo de ministros del Ejecutivo de Pedro Sánchez, que esta semana se trasladó de forma extraordinaria a la capital catalana.

Es la segunda vez que Sánchez, en el poder desde junio de este año, reúne a su Gobierno fuera de Madrid, después de la reunión del pasado mes de octubre en Sevilla.

"Nos tratan como a una colonia", calificó Asamblea Nacional Catalana (ANC) el viaje a Barcelona del gabinete de Sánchez. Las protestas fueron convocadas por los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) que también valoraron de provocación el traslado del Gobierno de España.

Reuters
Un detenido durante la protestas.Reuters

Los incidentes comenzaron a las 5 de la mañana en Barcelona, donde radicales independentistas cortaron la avenida Diagonal, una de las principales arterias de la capital catalana, y la Gran Vía, y una decena de carreteras, entre ellas la autovía AP-7, una de las más importantes de la región. Quemaron neumáticos en medio de las vías o colocaron troncos de árboles cortados.

A medida que avanzaba la mañana, los manifestantes lanzaron objetos a la policía y levantaron barricadas con contenedores de basura. La línea de vallas de seguridad cedió después de que los Mossos cargaran contra los protestantes y los bomberos tuvieron que remplazarala.

Lee | Tensión en las calles de Barcelona

Tras una mañana de enfrentamientos, medidas sociales y de "concordia"

El gabinete del socialista Pedro Sánchez aprovechó su estancia en Barcelona para confirmar una serie de medidas de marcado contenido social o simbólico. En el primer grupo, la ya anunciada subida histórica del salario mínimo de un 22 %.

Con respecto a las simbólicas, Isabel Celaá, ministra portavoz del Gobierno, confirmó el cambio de nombre del aeropuerto de Barcelona de El Prat por el del primer presidente de Cataluña de la democracia: Josep Tarradellas. Se trata de un mensaje de "concordia, entendimiento y diálogo reconociendo la figura del presidente Tarradellas", señaló.

Asimismo, Celaá dijo que se anularía la condena del expresidente de Cataluña Lluís Companys, juzgado por un consejo de guerra durante el franquismo que decidió su ejecución. Una medida que todavía tiene que ser aprobada por el Congreso de los Diputados.

Lee | Cuando Companys declaró el Estado catalán en 1934

Celaá también adelantó la rehabilitación de siete académicos científicos catalanes que fueron castigados durante la dictadura de Francisco Franco.

Por último, el Consejo de Ministros aprobó un presupuesto de 112,77 millones de euros destinado a la mejora de carreteras en Cataluña.

"El diálogo dentro de la Constitución"

El jueves se reunieron el presidente del Gobierno español y el presidente de Cataluña, el independentista Quim Torra, y de manera paralela también cuatro miembros de sus respectivos gobiernos.

Tras la reunión, ambos Ejecutivos acordaron potenciar un "diálogo efectivo" sobre el futuro de Cataluña, dentro de la ley. "La reunión de ayer la valoramos como muy positiva. El Gobierno siempre ha buscado espacios de diálogo", dijo Celaá. "Es el diálogo dentro de la Constitución lo que nos va a llevar a encauzar el conflicto de Cataluña".

Así hemos seguido la jornada crítica en Barcelona minuto a minuto