Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

¿Que significaría para los derechos de los ciudadanos un Brexit sin acuerdo?

¿Que significaría para los derechos de los ciudadanos un Brexit sin acuerdo?
Derechos de autor
REUTERS/Hannah McKay
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Varios países europeos se han movilizado para reforzar los derechos de los residentes británicos en caso de un Brexit sin acuerdo a medida que se acerca la fecha límite de marzo. Además, la Unión Europea (UE) ha hecho un llamamiento a los Estados miembro para que adopten un "enfoque generoso" si Reino Unido abandona el bloque sin llegar a un acuerdo.

El Gobierno británico también ha dado garantías sobre los derechos de los ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido en tal situación. Sin embargo, muchos detalles de ambos lados se dejan en el aire y los activistas han descrito la situación como "inaceptable".

El acuerdo de salida negociado entre Londres y Bruselas garantiza la continuidad de los derechos de residencia y de seguridad social y garantiza la libertad de circulación durante el período de transición previsto.

Sin embargo, todo esto depende de que se ratifique el acuerdo de Theresa May, y la fuerte oposición en el Parlamento del Reino Unido significa que su supervivencia está seriamente en duda.

Qué significa un Brexit sin acuerdo para más de 3 millones de ciudadanos de la UE en Reino Unido

El Gobierno británico pretende "eliminar cualquier ambigüedad": Los ciudadanos de la UE y los miembros de sus familias que viven en Reino Unido serán "bienvenidos a quedarse" y "capaces de trabajar, estudiar y acceder a las prestaciones y servicios" sobre la misma base que ahora, en caso de que el Brexit no sea objeto de un acuerdo.

Reino Unido continuará entonces con el mismo plan para los ciudadanos de la UE que figura en el acuerdo de salida, aunque este no se ratifique, que incluye un período de cinco años para abandonar el país y volver a él.

Pero los que cumplan los requisitos tendrán que ser residentes en el país antes del 29 de marzo de 2019, fecha prevista para su salida de la UE, mucho antes de la fecha límite del 31 de diciembre de 2020 fijada en el acuerdo de salida y que marca el final del período de transición propuesto.

Los derechos a una serie de prestaciones y servicios continuarían en las mismas condiciones que ahora, aunque pueden variar y estarán sujetos a futuros cambios que se aplicarán a los ciudadanos británicos.

  • El coordinador de Brexit en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, y los defensores de los ciudadanos han advertido de que los derechos se están "diluyendo" en el marco de un Brexit sin acuerdo, y han pedido que se protejan los pactos establecidos en el acuerdo de salida.

  • El grupo de los 3 millones (the3million group), que aboga por los derechos de los ciudadanos de la UE en Reino Unido, dice que no está claro lo que les sucederá a algunas personas si abandonan Reino Unido temporalmente. Las disposiciones sobre seguridad social no van lo suficientemente lejos, mientras que los derechos de reunión familiar son restrictivos. Los nacionales de la UE serían vulnerables a la discriminación por parte de los empleadores y los propietarios.

  • El Gobierno británico dice que los ciudadanos irlandeses en Reino Unido, como parte de la Common Travel Area (CTA), podrán permanecer como hasta ahora y no se necesitará ninguna acción para proteger su estatus.

  • Austria dice que tiene previsto crear una excepción a su prohibición de la doble nacionalidad para sus ciudadanos que viven en Reino Unido.

REUTERS/Henry Nicholls

Qué significa un Brexit sin acuerdo para más de 1 millón de británicos que viven en Europa

La Comisión Europea afirma que está "poniendo los derechos de los ciudadanos en primer lugar" en su Plan de Acción de Contingencia para un escenario de "no acuerdo". Pero el nivel de detalle en las 12 páginas del documento es inevitablemente bajo en comparación con el Acuerdo de Salida de casi 600 páginas.

Hace un llamamiento a los países de la UE para que sean "generosos" y "pragmáticos" a la hora de conceder la residencia temporal a los ciudadanos británicos que ya viven en el bloque el día de la salida. Los ciudadanos de Reino Unido deberían estar exentos de la obligación de visado.

Pero a nivel europeo no hay garantías. En materia de seguridad social, la Comisión insta a los Estados miembros a "adoptar todas las medidas posibles para garantizar la seguridad jurídica" y proteger los derechos ya existentes.

El Gobierno británico dice que también está buscando formas de facilitar el acceso a las prestaciones y servicios para los británicos que regresan a vivir a Reino Unido desde la UE.

  • España tiene la mayor comunidad de inmigrantes británicos en la UE. Tanto el Gobierno español como la embajada británica instan a los británicos que viven allí a que se registren ante las autoridades españolas. El presidente Pedro Sánchez ha prometido medidas de emergencia para principios de febrero para garantizar a los británicos los derechos existentes en un escenario sin acuerdo, siempre y cuando los españoles reciban el mismo trato en Reino Unido. Madrid y Londres han estado trabajando en un tratado bilateral para preservar el derecho de voto local de los británicos después de la salida de Brexit.

  • En Francia, la Asamblea Nacional ha aprobado un proyecto de ley sobre los planes para un Brexit sin acuerdo, que concede al Gobierno francés la facultad de dictar decretos para proteger a los británicos que viven y trabajan en Francia, e incluso de otorgarles un estatuto más favorable que a los de terceros países, siempre que Reino Unido actúe de forma similar.

  • El Ministerio del Interior de Alemania dice que los británicos conservarán los derechos de residencia durante tres meses, con posibilidad de prórrogas, después de un Brexit sin acuerdo. Sin embargo, deberán solicitar la residencia antes del 30 de junio de 2019. Berlín ya ha abierto un proceso de registro.

  • Los Países Bajos también ha dicho a los residentes británicos que después de un Brexit sin acuerdo pueden seguir viviendo, trabajando y estudiando en el país. Los ciudadanos de Reino Unido deben recibir una carta antes del día del Brexit, que servirá como documento de residencia temporal. Durante un período de transición de 15 meses se les invitará a solicitar un nuevo permiso.

  • El Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia también ha dicho que los residentes británicos pueden seguir viviendo y trabajando allí, aunque no haya acuerdo.

  • Suecia está trabajando en un plan para que los británicos puedan "vivir como antes" si Reino Unido abandona la UE sin un acuerdo. Una página web del Gobierno sueco especifica que esto debería incluir el acceso a la seguridad social, la atención sanitaria y la educación.

  • El primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, ha tuiteado que "por supuesto" que los británicos pueden quedarse si no hay acuerdo, y su Gobierno está preparando la legislación.

  • La República Checa ha elaborado planes sin acuerdos para un período de transición hasta finales de 2020, durante el cual los ciudadanos británicos que vivan y trabajen allí el día del Brexit serán tratados como ciudadanos de la UE.

  • Austria parece estar adoptando una postura más dura: el Ministerio del Interior dice que, a falta de un régimen jurídico especial, los británicos que viven allí serían tratados como otros nacionales de terceros países y tendrían que solicitar nuevos permisos de residencia.

  • En Polonia, el embajador británico ha enviado un mensaje a los ciudadanos de Reino Unido diciendo que las conversaciones con los funcionarios polacos se llevan a cabo regularmente, pero hasta ahora no hay claridad.

  • El ministro de Asuntos Exteriores de Portugal dijo en diciembre que su gobierno tenía la intención de "mantener el régimen más favorable para los ciudadanos británicos en Portugal", siempre y cuando fuera recíproco para los nacionales portugueses en Reino Unido.

  • El Gobierno de Irlanda, al igual que su homólogo británico, ha dejado claro que los ciudadanos británicos e irlandeses pueden circular libremente y residir en los países de la otra parte con derechos recíprocos, en virtud de la Ley de Comercio Exterior, que no depende de la pertenencia a la UE.

REUTERS/Henry Nicholls

La UE y Reino Unido pierden el control

A pesar de las buenas intenciones de todas las partes, un Brexit sin acuerdo significaría que los derechos de los ciudadanos ya no estarían protegidos a nivel europeo, sino que serían tratados por naciones individuales.

Tanto la UE como el gobierno de Reino Unido reconocen su pérdida de influencia. "Los ciudadanos de la UE que residen en Reino Unido ya no estarán protegidos por las normas de la UE sobre libre circulación", dice el documento de la Comisión. "Reino Unido no puede actuar unilateralmente para proteger los derechos de los ciudadanos británicos en la UE", afirma el boletín del Gobierno británico.

En medio del estancamiento parlamentario del Reino Unido con respecto al acuerdo de Brexit, la cuestión de los derechos de los ciudadanos se ha visto algo eclipsada, ya que el debate público se centra en las consecuencias económicas de un posible "no acuerdo".

La incertidumbre actual deja muchas preguntas sin respuesta para los europeos que viven en el Reino Unido y para los británicos en el continente, lo que agrava la ansiedad que muchos han sentido sobre sus derechos futuros y su estatus legal desde el referéndum británico.

Con o sin acuerdo, es probable que las personas que se desplacen entre la UE y el Reino Unido en el futuro encuentren que los acuerdos son mucho más restrictivos de lo que son ahora.