Última hora

Los "chalecos amarillos" franceses marchan contra la violencia policial

Los "chalecos amarillos" franceses marchan contra la violencia policial
Derechos de autor
PHILIPPE WOJAZER-Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Batalla campal en París en el duodécimo día de protestas de los "chalecos amarillos". Denuncian la violencia empleada por la policía que en esta ocasión ha recurrido al gas lacrimógeno para disperar a los concentrados en la céntrica plaza de la República.

En total, cerca de 58.000 personas se han manifestado este sábado en París, Marsella, Burdeos y otras ciudades francesas, un día después de que el Consejo de Estado amparase que la policía use pelotas de goma para dispersar posibles concentrados. Una medida que ha encendido la rabia de los manifestantes.

"Esta represión policial es excesiva", cuenta Antonio Barbetta, uno de los manifestantes heridos. "Estoy en contacto con un gran número de personas heridas y te puedo decir que no eran personas violentas. Yo mismo estoy en contra de todo tipo de violencia, tanto por parte de los manifestantes como de la policía. Siento mucho que haya habido víctimas en ambos grupos pero seamos realistas. Hay muchos más afectados en el lado de los chalecos amarillos que en el de la policía".

PHILIPPE WOJAZER-Reuters

"Creo que es importante que esté hoy aquí para contar mi historia", explica Patrick Galliand, "Yo no tendría por qué estar herido. No soy un hincha violento, no soy alguien que genere altercados, no me dedico a tirarle cosas a la policía".

El movimiento de protesta comenzó el pasado 17 de noviembre para denunciar la subida del precio de los carburantes impuesta por el Gobierno de Emmanuel Macron.

El Ministerio del Interior ha comunicado que hay más de 80.000 efectivos mobilizados, 5000 en parís.

De momento, no se conocen el número de arrestados o de heridos por los enfrentamientos en París.

Jérôme Rodrigues, uno de los símbolos del movimiento desde que denunció haber sido herido en el ojo derecho por un proyectil policial, se sumó a la protesta entre vítores de los activistas.

Rodrigues, subido a una tarima, pidió la dimisión del presidente francés, Emmanuel Macron, e incentivó a los manifestantes al inicio de la marcha, en la que figuraron varios líderes de facto del movimiento, entre ellos, el camionero Eric Drouet.

PHILIPPE WOJAZER-Reuters
Jerome Rodrigues, uno de los chalecos amarillos herido en un ojo por las cargas policialesPHILIPPE WOJAZER-Reuters
Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.