Última hora

Última hora

‘Chalecos amarillos’: La detención de dos periodistas reabre el debate sobre la violencia policial

‘Chalecos amarillos’: La detención de dos periodistas reabre el debate sobre la violencia policial
Derechos de autor
REUTERS/Yves Herman
Tamaño de texto Aa Aa

El sábado pasado, al menos dos periodistas franceses fueron arrestados mientras cubrían las protestas de los chalecos amarillos en París, informaron los medios franceses.

El periodista independiente Gaspard Glanz se encontraba en el lugar de las manifestaciones cuando fue detenido 48 horas por la policía francesa, después de enseñar el dedo medio a las autoridades. Tras el incidente, se le prohibió viajar a París todos los sábados de manifestaciones, hasta su juicio el próximo octubre.

Más temprano el mismo día, otro periodista reportó la detención de su colega Alexis Kraland. El profesional explicó que había sido arrestado después de negarse a ser registrado por la policía y oponerse a entregar su cámara. Fue liberado unas horas más tarde.

Mientras el SNJ, el mayor sindicato de periodismo de Francia, exigía explicaciones y respeto por la libertad de expresión, otras instituciones felicitaban a las fuerzas del orden.

"El prefecto de policía elogia la acción eficaz y profesional de la policía y de los bomberos que se movilizaron para el acto 23 de las protestas de los chalecos amarillos. Aplicaron las instrucciones del Ministro del Interior y lograron mantener el orden público en París", publicó la Prefectura de Policía en Twitter.

REUTERS/Yves Herman

Meses de denuncias

Sin embargo, las quejas contra la policía no son nada nuevo. 24 periodistas y fotógrafos presentaron una denuncia colectiva por presunta violencia policial, después de que las autoridades confiscaran su material y distribuyeran gases lacrimógenos y golpes el pasado 8 de diciembre.

Euronews ha hablado con el abogado de este grupo, Jérémie Assous. Para él, la situación es preocupante.

"Antes de atacar a los periodistas, los intimidaron físicamente, pero hoy han sido arrestados y encarcelados", afirmó sobre las detenciones del sábado pasado.

"Hay tantos incidentes que no pueden ser considerados como casos aislados. Tenemos pruebas de que es algo sistemático. A las autoridades les cuesta tolerar a los periodistas”, añadió.

REUTERS/Gonzalo Fuentes

"Puede pasar"

No todos los profesionales del medio comparten la misma opinión. Un periodista, que ha seguido las protestas de los chalecos amarillos desde que comenzaron y que prefiere mantener su nombre en secreto, dijo que no cree que los ataques de la policía hayan sido a propósito.

Según él, las protestas son "muy violentas", y como los periodistas están "en el medio", se exponen a los mismos riesgos que los manifestantes. "Puede pasar, pero no se puede generalizar", afirma.

La violencia contra periodistas se incrementa

En el último barómetro de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Francia ocupa el puesto 32 de 180 países. El informe reveló que los periodistas de Europa se enfrentan a una hostilidad cada vez más grande.

El periodista francés David Dufresne, informó en la misma ocasión que desde el inicio de las protestas de los chalecos amarillos, se han reportado 62 actos de violencia contra periodistas.

El Ministerio del Interior francés no respondió a las solicitudes de Euronews para comentar este artículo hasta el momento de su publicación.