Última hora

Última hora

Nuevas elecciones, múltiples reacciones

Nuevas elecciones, múltiples reacciones
Derechos de autor
REUTERS/Juan Medina
Tamaño de texto Aa Aa

No por esperado ha dejado de sorprender. La convocatoria de elecciones por parte de Pedro Sánchez y más concretamente la fecha en sí han traído consigo un sinfín de reacciones en el panorama político español. Los diferentes partidos ya han puesto en marcha sus respectivas campañas electorales ante unas elecciones generales que quedan a la vuelta de la esquina y de las que cada grupo saca sus conclusiones particulares. Desde el PP, casado mostraba este viernes su satisfacción:

"Llevamos casi nueve meses reivindicando que se cumpliera esa promesa de Sánchez de devolver la voz a los españoles y convocar unas elecciones que tal y como él había señalado era una promesa que no iba a cumplir. ¿Por qué ha acabado cumpliéndola? Porque el Partido Popular, desde la oposición, ha conseguido que su gobierno tire la toalla", decía Casado ante la prensa.

También se felicita por la noticia Ciudadanos, que dice tener clara su intención de no pactar con el PSOE tras los comicios. Para Albert Rivera "hoy es un gran día porque los españoles tenemos una gran oportunidad y una gran responsabilidad". El líder e Ciudadanos recordaba que "las riendas del futuro del país la tienen los españoles en su voto, que no es otra cosa que la munición de los demócratas, la manera de decidir el futuro de tu país. Y ahora que Sánchez ha decidido acabar esta escapada viendo que no tiene nadie que le apoye, ni siquiera sus socios separatistas, es el momento de España".

Desde el gobierno de la Generalitat, las elecciones se presentan como una nueva oportunidad para un independentismo actualmente sin mucho margen de maniobra: "Consideramos que son unas elecciones clave, también para Cataluña", decía ante los medios la portavoz del Govern, Elsa Artadi. "Unas elcciones en las que el independentismo debe salir reforzado y ha de tener el mayor peso posible en las cortes españolas".

Para Podemos, que sí apoyó los presupuestos de Sánchez, la negativa a estos y la disolución de las cortes es un acto irresponsable del que culpan tanto a las derechas como a los independentistas catalanes. El próximo 28 de abril los ciudadanos tendrán, de nuevo, la última palabra.