Última hora

Última hora

Felipe VI defiende que sin ley no hay democracia

Felipe VI defiende que sin ley no hay democracia
Tamaño de texto Aa Aa

El rey de España advirtió este miércoles de que "no es admisible apelar a una supuesta democracia por encima del Derecho, pues sin el respeto a las leyes no existe ni convivencia ni democracia".

Felipe VI lanzó este mensaje en la clausura del Congreso Mundial del Derecho que reunió en Madrid a unos 2.000 juristas y coincidiendo con el juicio en el Tribunal Supremo español contra líderes independentistas catalanes que participaron en el proceso secesionista de octubre de 2017, pero sin referirse explícitamente a ello.

El rey de España apeló a la convivencia y garantizó la independencia y neutralidad de la Corona, en una ceremonia en la que recibió el Premio Mundial de la Paz y la Libertad que le otorgó la Asociación Mundial de Juristas.

En los primeros días del juicio a los políticos independentistas catalanes, algunos de ellos han apelado a la prevalencia de la democracia sobre la ley.

Por ejemplo, el exconsejero catalán Jordi Turull, quien este martes declaró que ignoró al Tribunal Constitucional español cuando prohibió el referéndum independentista, por "mandato popular" y afirmó que "votar nunca puede ser un ilícito en una democracia".

El rey Felipe aseguró hoy que recibía el premio con la firme convicción de que el respeto al Estado de derecho en un régimen democrático no es sólo la garantía de los derechos y libertades, sino pilar esencial del regular funcionamiento de las instituciones y fundamento de la convivencia y del progreso en paz y en libertad de sus ciudadanos.

"De ahí que la defensa de la democracia haya de ser al mismo tiempo la defensa del Estado de derecho. Sin democracia, el Derecho no sería legítimo, pero sin Derecho la democracia no sería real ni efectiva", insistió el monarca.

Subrayó que no tiene sentido ni es admisible apelar a una supuesta democracia por encima del Derecho, y citó a Aristóteles, Cicerón y Octavio Paz para reforzar ese argumento.

Felipe VI ha sido criticado por los independentistas catalanes después del mensaje institucional que transmitió en octubre de 2017 tras el referéndum ilegal sobre la independencia que se celebró en Cataluña el día 1 de ese mes.

En esa ocasión, el monarca hizo un llamamiento a asegurar el orden constitucional ante la situación "de extrema gravedad" que se vivió en esa región española y que desembocó en una ilegal declaración de independencia por parte del Parlamento autonómico catalán el 27 de octubre de ese año.

El rey de España reconoció este miércoles que la democracia española ha tenido que hacer frente a dificultades "serias y graves", pero se mostró convencido de que "la España constitucional ha demostrado su fortaleza democrática, sus firmes principios y sus convicciones sólidas y profundas". EFE