Última hora

Última hora

Lady Gaga y Bradley Cooper emocionan con su actuación en los Óscar

Lady Gaga y Bradley Cooper emocionan con su actuación en los Óscar
Derechos de autor
REUTERS/Mike Blake
Tamaño de texto Aa Aa

Lady Gaga y Bradley Cooper protagonizaron uno de los momentos más emocionantes de la 91 edición de los Óscars. En el escenario y acompañados por un piano, interpretaron 'Shallow', la canción de la película 'Ha nacido una estrella' ('A star is born'), que le ha valido una estatuilla a la cantante.

Gaga agradeció su Óscar a su compañero de reparto y de actuación por "creer en nosotros". "No hay una sola persona en el planeta que pueda cantar esta canción, excepto tú", dijo a Bradley Cooper ante la atenta mirada del intérprete.

Una complicidad de la que ambos actores hicieron gala sentados al piano que tocaba la cantante en los últimos acordes de "Shallow", mejilla contra mejilla, ojos cerrados y una expresión dulce que se metió a los asistentes en el bolsillo.

Aún entre lágrimas la cante recordó que ha trabajado "durante muchísimo tiempo" para lograr todo lo que ha conseguido y es que "no es cuestión de ganar sino de no abandonar", si tienes un sueño "lucha por él, si algo te apasiona da igual cuantas veces te rechacen o te caigas, se trata de seguir adelante y levantarse".

"Shallow" había comenzado solo con unos acordes de guitarra mientras Cooper y Lady Gaga subían al escenario, desde el patio de butacas, tomados de la mano.

Lady Gaga, que lucía un modelo inspirado en el cine clásico, firmado por Alexander McQueen, en negro y con volumen estructurado en la cintura, se situó de pie junto al piano mientras miraba a Cooper que comenzaba a cantar la canción candidata al Óscar.

Al actor y director en "Ha nacido una estrella" le dio el relevo Lady Gaga que, con gestos delicados, se sentó tras un precioso piano en madera clara que relucía bajo los focos del escenario, y con una voz poderosa y aterciopelada centró la mirada de todo el auditorio, pero sus ojos seguían clavados en Cooper.