Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

¿Por qué Roma no se ha llevado el Óscar a mejor película?

¿Por qué Roma no se ha llevado el Óscar a mejor película?
Derechos de autor
REUTERS/Mario Anzuoni
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El director mexicano Alfonso Cuarón no se ha ido con las manos vacías de la 91 edición de los Óscar, 'Roma' le ha valido la estatuilla a mejor director, mejor película de habla no inglesa y fotografía. No obstante, la más codiciada, en esta ocasión, se le ha escapado contra todo pronóstico.

"Creo que la Academia ha premiado más la palomita que el arte", explica a Euronews Roberto Gelado, crítico de cine y profesor de la universidad San Pablo-CEU.

Gelado piensa que la Academia, al reconocer a Green Book, ha hecho un guiño al público de masas, frente al cine más introspectivo.

"Roma no es una película para el gran público, es una película de autor, Cuarón es un director privilegiado, no solo porque puede hacer este tipo de cosas sino también porque tiene talento para rodar películas industriales y mucho más personales".

Para este crítico, no hay que olvidar que los Óscar son los premios de una industria que "premia quizá ese mayor alcance de masas" de 'Green Book', a pesar de que sus personajes sean "más planos" y su argumento más simple.

Además, una combinación de factores hace que la historia de la sirvienta indígena de una familia adinerada del México de los 70 no sea un filme que destacara entre sus rivales de forma indiscutible, añade Gelado.

"Para mí es una película muy interesante, es una película que además crece, que tiene una fotografía extraordinaria, pero no es una película redonda, es una película muy introspectiva, muy autoreferencial que homenajea a la infancia de Cuarón".

¿Ha sido un castigo a Netflix?

En su camino a la máxima estatuilla, 'Roma' también ha podido tropezar con la animadversión de la industria a su productora, la omnipresente plataforma de entretenimiento online Netflix.

"No creo que a la industria, a los proyectores, a los distribuidores les haga gracia que haya alguien que quiera quedarse con todo el pastel, pero francamente no creo que sea el factor decisivo", comenta Gelado, quien insiste en que si 'Roma' hubiera tenido todos los ingredientes de filme de Óscar, nada se hubiera interpuesto en su camino.

REUTERS/Daniel Becerril
La gente celebra que el cineasta mexicano Alfonso Cuarón ganara el Óscar a mejor director en el barrio de Roma de Ciudad de México, México, el 24 de febrero de 2019.REUTERS/Daniel Becerril

Gelado cree que los académicos han penalizado que "desde que la historia no cautiva visualmente a un gran público por estar rodada en blanco y negro, hasta que tarda en arrancar".

"El hecho de que este año estén tan repartidos los premios significa que ninguna película ha destacado por encima de otra, no cree que el público general recuerde o hable de Roma en unos años".

Merecidos Óscar a los actores

En la categoría de las interpretaciones, el crítico indica que los ganadores han despertado menos debate y controversia. "Pocos dudaban del Óscar a Rami Malek por alguien tan difícil, tan conocido, tan carismático como Freddie Mercury y me parece también justo y predecible", señala.

Cree que la estatuilla a Olivia Colman por su interpretación de la reina caprichosa e inestable de 'La Favorita' ha podido ser más sorprendente, pero no por ello menos merecida. "La película de Yorgos Lanthimos es muy interesante, tanto visualmente como la historia, ha pasado un poco desapercibida pero lo que no podía hacerlo era sin duda el papel de Olivia Colman".