Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Irak: 1.500 menores encarcelados por su relación con Dáesh

Irak: 1.500 menores encarcelados por su relación con Dáesh
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Las autoridades iraquíes y kurdas mantienen detenidos a cerca de 1.500 menores bajo la acusación de haber pertenecido al grupo terrorista Estado Islámico, según ha denunciado la organización Human Rights Watch. En su informe de 76 páginas “Flawed Justice: Accountability for ISIS Crimes in Iraq” (“Justicia imperfecta: rendición de cuentas por los crímenes de ISIS en Irak”), la ONG indicó que tanto Irak como Kurdistán arrestan y procesan a niños con alguna conexión con Dáesh y "utilizan la tortura para forzar las confesiones".

Acusaciones sustentadas por declaraciones como estas:

"Me vendaron los ojos y me esposaron. Después me torturaron con palos, me decían; "confiesa que estuviste con Dáesh" les dije que no, pero me forzaron a confesar. Me quemaron con cigarrillos, me pegaron con cables y palos..."

"Estuve encarcelado 16 meses, -cuenta este recluso de 17 años- Estar lejos de tu familia es muy difícil. No he visto a mi familia en 2 años y 4 meses. Es tanto tiempo... lo pienso las 24 horas del día".

HRW recordó que el derecho internacional reconoce a los niños reclutados por grupos armados principalmente como víctimas que deben ser rehabilitadas y reintegradas en la sociedad.

Belkis Wille, investigadora de Human Rights Watch: "El trabajo que hemos realizado en Iraq demuestra claramente que el sistema judicial iraquí es incapaz de investigar y tratar adecuadamente estos casos. Es un sistema de justicia penal que no garantiza un juicio justo ni la participación de las víctimas de los crímenes de Daesh".

Los niños iraquíes que han sido arrestados por su presunta participación en ISIS dicen que una vez liberados, tienen miedo de volver a casa por temor a que les ataquen por venganza.

En cuanto a los niños extranjeros, según datos del Gobierno iraquí, al menos 185 han sido condenados por terrorismo y sentenciados a penas de cárcel.

En el Iraq federal, a veces se detiene a los niños junto con los adultos en condiciones de grave hacinamiento e insalubridad, sin acceso a la educación, la rehabilitación o el contacto con sus familias. Los niños recluidos en el Reformatorio para Mujeres y Niños de Erbil informan de que gozan de mejores condiciones, como una buena alimentación y la separación de los detenidos adultos. Sin embargo, los niños sospechosos de estar asociados con Dáesh no reciben educación, están confinados en sus habitaciones hasta 48 horas seguidas, y se les niegan las llamadas telefónicas.