Última hora

Última hora

Irlanda del Norte teme el efecto del Brexit

Irlanda del Norte teme el efecto del Brexit
Tamaño de texto Aa Aa

Irlanda del Norte es lo que se conoce como una "sociedad post-conflicto". Durante gran parte del siglo XX, los turistas no se aventuraban a pasar sus días en el país. Pero gracias al proceso de paz se desarrollaron nuevas industrias. Un ejemplo es el llamado "turismo oscuro", en el que la gente visita lugares como Auschwitz y Chernóbill, para aprender de primera mano las lecciones de los capítulos más crueles de la historia. A pesar de los programas de reconciliación, Belfast es una ciudad donde las comunidades católicas y protestantes están divididas por muros y puertas que se cierran durante la noche.

Mark Neil fue taxista durante el conflicto. Ahora hace visitas guiadas por el oeste de Belfast, donde la historia de lo acontecido está literalmente a la vuelta de cada esquina. Al final de nuestro recorrido le pregunté si le preocupaba que las tensiones entre estas comunidades divididas volvieran a estallar: "La gente ha llegado muy lejos y no deseará volver a los días oscuros, sino que querrán lo mejor para sus hijos y querrán paz".

Pero ese optimismo no es compartido por todos. La empresa de Mark Wylie hace excursiones a pie por el centro de la ciudad de Belfast durante las que se visitan lugares en los que hubo tiroteos, bombardeos y secuestros. Recientemente ha tenido que variar el final de la visita: "Hasta el año pasado yo hubiera dicho que un referendum sobre la frontera no tendría lugar hasta dentro de 20 años y si lo hubiera, menos del 30% apoyaría una reunificación de Irlanda. Se han realizado encuestas muy precisas en los últimos meses que muestran que en el caso de un Brexit sin acuerdo, el apoyo a la reunificación sería de más del 50%".

"En las dos décadas transcurridas desde que se firmaron los Acuerdos de Paz del Viernes Santo, ambas comunidades han trabajado arduamente en la reconciliación. Pero también han intentado dejar atrás el pasado y mostrar lo que es Irlanda del Norte. Es el país donde se construyó el Titanic, el crucero de lujo más famoso de la historia. Ahora hay un museo donde la gente viene de todo el mundo. Y en unos muelles se grabó Juego de Tronos, la serie de televisión más popular. Irlanda del Norte es ahora una potencia en la producción de cine y televisión. La gente aquí pensaba que ese era el brillante futuro que les esperaba después de la firma de los acuerdos de paz. Pero todos están de acuerdo ahora en que el Brexit lo pone en peligro y que supone una línea divisoria que no necesitaban", concluye Vincent McAviney, corresponsal de Euronews.