Última hora

Última hora

Las heridas aún abiertas del Domingo Sangriento

Las heridas aún abiertas del Domingo Sangriento
Tamaño de texto Aa Aa

Han pasado casi 50 años desde el llamado Domingo Sangriento, que tuvo lugar en 1972 en la ciudad norirlandesa de Derry, y algunas heridas aún no han cicatrizado.

Este jueves, la Fiscalía de Irlanda del Norte ha presentado cargos contra un exsoldado británico por el asesinato de dos personas y el intento de asesinato de otras cuatro.

Las familias de las víctimas se congregaron desde primera hora en el ayuntamiento de la ciudad para recibir la noticia.

"Soy plenamente consciente de que ha sido un camino muy largo para que las familias llegaran a este punto y hoy será otro día extremadamente difícil para muchas de ellas. Como fiscales asumimos nuestras responsabilidades con total imparcialidad, pero no sin compasión por todos los afectados por nuestras decisiones", decía el director de la fiscalía de Irlanda del Norte, Stephen Herron.

Solo este "soldado F", como ha sido denominado ha sido procesado. Los otros 16 investigados han quedado sin cargos por falta de pruebas, lo que ha supuesto una decepción para los familiares del resto de víctimas.

"Negar a la gente su derechos humanos es desafiar su propia humanidad, dijo Nelson Mandela. Todos caminamos un largo camino desde que nuestros padres y hermanos fueron brutalmente masacrados en las calles de Derry el Domingo Sangriento. Con el paso del tiempo, todos los padres de los fallecidos han muerto, aquí estamos para ocupar su lugar", afirmaba John Kelly, hermano de una de las víctimas.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido ya había comunicado su intención de asumir los gastos legales de los abogados del "soldado F".

En total 14 personas murieron ese 30 de enero a causa de los disparos de efectivos del Ejército británico durante una manifestación por los derechos civiles.

Hace siete años una investigación desmontó la versión oficial de lo que ocurrió ese día, de que los militares respondieron con fuego a la agresión del IRA durante esa manifestación.