Última hora

Última hora

Los británicos en España, perdidos en el Brexit

Los británicos en España, perdidos en el Brexit
@ Copyright :
Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En la localidad costera de Sitges, cerca de Barcelona, residen de forma permanente unos dos mil británicos. Enge Baker, de 69 años, lleva 22 años viviendo en España y tiene una tienda de productos británicos.

Se ha reunido con sus amigos en un bar para hablar sobre la votación. Están aliviados ante el hecho de que el Parlamento rechazara un Brexit sin acuerdo, pero están preocupados.

"No sabes lo que va a pasar o cómo va a afectar a la fabricación de productos o a las ventas, a nuestras compras. No sabemos si van a decir que esto no está permitido venderlo en la UE. Todos esos cambios... Hay mucha incertidumbre en todo", decía.

Pero la votación no aclaró qué pasará en el futuro. Michael Hales, extraductor en la UE, espera que haya un segundo referéndum:

"Espero que la haya una votación popular, lo que quiere decir un segundo referéndum. La gente se ha dado cuenta de que le han dado gato por liebre, que no estaba bien informada. No veo que el Brexit sea un éxito en ningún caso", afirmaba.

España, que cuenta con la mayor comunidad de expatriados británicos, ha tomado medidas para garantizar los derechos de residencia y sanidad a los británicos después del Brexit, mientras que el Reino Unido haga lo mismo con los españoles.

"Viviendo aquí en España tenemos suerte, porque el Gobierno español ha dicho que estaremos protegidos, que es más de lo que ha dicho el Gobierno británico, pero no sabemos lo que significa. Trabajamos aquí, tenemos nuestras familias, pagamos aquí nuestras hipotecas. Después de lo que está pasando esta semana en Westminster no estoy tranquilo. Me tranquiliza el Gobierno español, lo cual es extraño", decía Peter Warren.

Cristina Giner, Euronews: "Los gobiernos español y británico intentan proteger a sus ciudadanos. A principios de año, Madrid y Londres firmaron un acuerdo para garantizar que los británicos en España y los españoles en el Reino Unido pudieran seguir votando y ser candidatos en las elecciones locales".