Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Los aliados europeos siguen lejos del objetivo de gasto de la OTAN

Los aliados europeos siguen lejos del objetivo de gasto de la OTAN
Derechos de autor
v
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Según los datos publicados por la OTAN, tan solo seis aliados europeos han cumplido con el objetivo de gastar el 2% de su PIB en defensa. Se trata de Reino Unido, Polonia, Grecia y los tres países Bálticos.

El nivel global de gasto entre los aliados europeos se situó en el 1,51%, en 2018.

Pero el cambio de tendencia es indudable: todos han aumentado el nivel de gasto. "El año pasado, los aliados europeos y Canadá incrementaron su gasto en defensa en casi un 4% en términos reales. Desde 2016, han gastado 41 mil millones de dólares adicionales en defensa", ha anunciado Jens Stoltenberg, el secretario general de la Alianza.

El objetivo es que el gasto siga aumentando. Pero los expertos piensan que será difícil cumplir con los objetivos.

"Hay un poco de escepticismo ante la idea de que todos los aliados alcancen este gasto del 2% de aqui a 2024", explica Brooks Tigner, del Jane's Defence Weekly. "Porque once alidos, si no doce, entre los que se encuentran tres grandes -Italia, España y Alemania- no están aumentando lo suficiente su gasto anual".

España, entre los que menos invirtieron

España es uno de los miembros de la OTAN que menos ha gastado en defensa a lo largo de 2018. Y ello a pesar de que ha invertido bastante más que el año anterior. En cualquier caso sigue muy lejos del objetivo que ha fijado la Alianza Atlántica, bajo la presión de Estados Unidos. Frente al 2% exigido, España ha invertido un 0,93 % de su PIB.

Cambio de prioridades

En los últimos tiempos, los soldados han cambiado el uniforme color arena por otro blanco y caqui. Cabe pues preguntarse si la OTAN ha cambiado de prioridades. "La Alianza se está concentranda en la disuasión y en la defensa de la patria europea", afirma Sven Siscop, del Egmont institute. "Se ha marcado tres tareas: la defensa colectiva, la gestión de las crisis y el desarrollo de sus capacidades. Claramente su prioridad número uno es su propia defensa territorial".

La OTAN ha aumentado su presencia en la zona oriental de Europa. Y podría decirse que todo cambió en 2014 con la anexión de Crimea, momento en que Rusia dejó de ser un socio estratégico.