EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

El asesino de Nueva Zelanda quería seguir matando

El asesino de Nueva Zelanda quería seguir matando
Derechos de autor Mark Mitchell/New Zealand Herald/Pool
Derechos de autor Mark Mitchell/New Zealand Herald/Pool
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Brenton Harrison Tarrant fue detenido en una persecución polic´ial y, según la primera ministra, su intención era continuar la masacre

PUBLICIDAD

Tan solo un día ha tardado en comparecer ante un tribunal el responsable de la mayor matanza en Nueva Zelanda en tiempos de paz. Por el momento Brenton Harrison Tarrant, australiano de 28 años, está en prisión preventiva acusado de asesinato tras matar a 49 personas y dejar herido a otro medio centenar en su ataque contra dos mezquitas de la localidad de Christchurch.

La masacre podría haber sido aun peor, según explica la primera ministra, Jacinda Ardern: "La persona acusada estaba detenida 36 minutos después de recibir la primera llamada. El delincuente estaba desplazándose. Había otras dos armas de fuego en el vehículo en el que se encontraba el agresor y su intención era continuar con el ataque".

Ardern, además, ha prometido reformar la legislación del país sobre la posesión de armas. Antes de su arresto en una persecución policial, Harrison retransmitió en directo por internet 17 minutos de la matanza y dejo escrito en las redes sociales un manifiesto en el que dejaba claro su odio hacia los musulmanes. Aun se desconoce si actuó solo en los dos ataques perpetrados en dos puntos separados por unos cinco kilómetros y por los que se ha detenido a otras tres personas, una de ellas ya puesta en libertad.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El asesino de 51 musulmanes en Nueva Zelanda planeó causar el mayor daño posible

Nueva Zelanda acuerda reformar la ley de armas

El rostro y la historia de las víctimas de Nueva Zelanda