Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Putin en Crimea a los cinco años de la anexión

Putin en Crimea a los cinco años de la anexión
Tamaño de texto Aa Aa

Los crimeos celebraron el sábado el quinto aniversario del referéndum en el que más del 95 % de los habitantes de la región entonces bajo control de Ucrania se manifestaron a favor de romper lazos con Kiev.

El presidente ruso, Vladímir Putin, celebró la anexión con varios actos y con la inauguración de dos centrales termoeléctricas en Crimea. La situación de facto de facto de la península es considerada una anexión por Ucrania y por la inmensa mayoría de la comunidad internacional.

Putin dijo: "Hoy hemos dado un paso más para fortalecer la seguridad energética de la península de Crimea y todo el sur de la Federación Rusa, para el desarrollo de la economía y las infraestructuras de la región".

Crimea está unida al resto del continente ruso por un puente inaugurado por Putin en mayo del pasado.

Tan solo seis países reconocen a Crimea como parte de la Federación Rusa: Venezuela, Cuba, Nicaragua, Afganistán, Siria y Corea del Norte.

Federica Mogherini, representante de Exteriores de la Unión Europea aseguró: "Mantenemos nuestra total solidaridad con Ucrania, apoyando su soberanía e integridad territorial (...) subrayando aún más nuestra unidad europea y nuestro compromiso de mantener a Crimea en nuestra agenda colectiva. Seguiremos aplicando nuestra política de no reconocimiento de la anexión ilegal."

El 18 de marzo de 2014, Putin y los líderes de Crimea y Sebastopol firmaban en el Kremlin los tratados de incorporación de esos territorios a la Federación de Rusia.

Un 89 % de los crimeos apoya la anexión, según recientes sondeos, mientras ese porcentaje es del 88 % en el caso de los rusos.

Para Rusia la entrada en funcionamiento de las nuevas centrales simboliza la plena autonomía energética de Crimea.