Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Más de 600.000 personas necesitan ayuda urgente en Mozambique tras el paso del ciclón Idai

Más de 600.000 personas necesitan ayuda urgente en Mozambique tras el paso del ciclón Idai
Derechos de autor
Josh Estey/Care International via REUTERS
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La devastación no parece tener fin en Mozambique tras el paso del ciclón Idai. Las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias que lo acompañan han dejado ya al menos 242 muertos y cientos de miles de desplazados. Los equipos de salvamento trabajan a destajo para rescatar a 15.000 personas que permanecen aisladas desde el pasado lunes.

El Programa Mundial de Alimentos ha disparado la voz de alarma: más de 600.000 personas necesitan ayuda urgente y este número puede superar 1,7 millones en las próximas semanas:

"En Mozambique, el Gobierno ha declarado por primera vez el estado de emergencia. Es la primera vez que esto ocurre desde la independencia... El problema que tenemos es más el acceso a la zonas afectadas que la comida, porque la mayoría de la gente está, básicamente, en los tejados o en lugares a los que no podemos acceder por carretera", explicaba Herve Verhoosel, portavoz del PMA en Ginebra.

En Beira, una de las ciudades mozambiqueñas más afectadas, se han producido momentos de tensión. Cientos de damnificados han protestado airadamente después de que la policía bloqueara el acceso a un almacén de alimentos afectado por las inundaciones. Las autoridades temían que los víveres que había en el edificio se convirtieran en un vector de propagación de enfermedades.

"Los niños tienen hambre. En la escuela no tenemos comida, no tenemos nada", se quejaba una madre.

"Queremos combustible, comida, un techo", gritaba con desesperación un damnificado.

El ciclón Idai también ha golpeado sin piedad a Zimbabue, donde ha dejado casi 140 muertos. El Programa Mundial de Alimentos estima que unas 200.000 personas necesitan ayuda urgente en este país.