Última hora

Última hora

Un proyecto que ayuda de verdad a inmigrantes a crear un negocio

Un proyecto que ayuda de verdad a inmigrantes a crear un negocio
Tamaño de texto Aa Aa

"Los inmigrantes que vienen a Suecia tardan unos nueve años en entrar en el mercado laboral. Tenemos que ayudarlos", nos comenta Samira Savarani, asesora del Centro de Innovación y Negocios.

Biskopsgarden es un barrio delicado de la localidad sueca de Gotemburgo.

Evitar una espiral de fatalidad

El programa One stop future shop, Ventanilla única hacia el futuro, ha ayudado a personas fuera del mercado laboral, como muchos inmigrantes que viven aquí, a desarrollar sus proyectos empresariales.

"Tienen la red de contactos más débil, conocen muy poco el mercado de trabajo sueco y la clase de apoyo que pueden recibir del sistema", asegura Annie Hohlfält, jefa del Centro de Innovación y Negocios.

Las personas que vienen aquí más que desempleados son empresarios en potencia. Ayudarlos también significa evitar que caigan en una espiral de fatalidad, tanto para ellos como para la sociedad.

"Si no encuentran una salida, entrarán en un período de frustración e ira", explica Savarani. "En la siguiente fase, que es la última, la gente pierde la esperanza, enferma mentalmente, sus familias se rompen, y eso tiene un coste para la sociedad".

Medio millón de euros de la UE

En este proyecto es clave un enfoque multicultural. Se ofrece asesoría empresarial en seis idiomas centrada en el emprendimiento social y sostenible.

Desde 2016 y apoyado por la Política de Cohesión de la Unión Europea con medio millón de euros de un presupuesto total de 1,78 millones, el programa ha contribuido a crear 140 nuevos negocios.

Este restaurante situado en una zona industrial de Gotemburgo, es uno de ellos.

Ana es una inmigrante mexicana con gran talento para la preparación de platos típicos de su país. Necesitaba una oportunidad para demostrarlo.

"Ellos me dijeron cómo tenía que hacer las cosas, qué se tenía que tener en la cocina, cosas de salubridad... Hay estos programas que te ayudan", afirma Ana gema Tolentino, creadora de La Fonda Mexicana. "Tú no sabes nada pero ellos te dicen 'llama a este número si esto. Si vas a hacer esto contacta a esta persona y háblale. Por ejemplo, este restaurante solo está hecho de amor y mucho trabajo".

Facilitar la independencia a miles de kilómetros de distancia

Emprender un negocio puede significar también emanciparse y permitir la emancipación de otras personas. Leila, de origen iraní, ha fundado una pequeña empresa de alfombras hechas en Irán por mujeres en condiciones de trabajo justo.

"Quería producir alfombras sostenibles artesanales y, al mismo tiempo, ayudar a un grupo de mujeres de mi región, porque necesitan un trabajo para ser independientes, para ser libres...", cuenta leila Emami, fundadora de la empresa Lilihan.

Las instituciones de Gotemburgo han reconocido la importancia social de este proyecto y han decidido apoyarlo más allá del período de tres años previsto inicialmente.