Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Un curso para poder divorciarse

Un curso para poder divorciarse
Tamaño de texto Aa Aa

Dinamarca, uno de los países más felices del mundo, tiene una de las tasas de divorcios más altas de la Unión Europea.

La facilidad para realizar los trámites, en menos de una semana, a través de internet y por tan solo 60 euros, parece contribuir a ello.

Pero a partir de este lunes, aquellos que deseen obtener el divorcio tendrán la obligación de tomar un curso para que su divorcio sea aceptado.

El profesor Gert Martin Hald, de la Universidad de Copenhague, es uno de los desarrolladores del curso:

"La intención no es que permanezcan casados, sino ponerles en una mejor posición. Así que el curso es un curso que dura entre media hora y 15 horas, dependiendo de la cantidad de ayuda que necesite. Y puedes hacerlo en tu tiempo libre. Está específicamente diseñado para contrarrestar los efectos psicológicos y fisiológicos adversos del divorcio. Y ha sido probado, en realidad está basado en la experiencia, sabemos que funciona".

El curso será obligatorio para aquellos matrimonios con hijos. El objetivo es que conozcan lo que supone su separación desde el punto de vista de los más pequeños y la importancia de la comunicación entre los cónyuges.

"Es difícil como padre. Se te pasan muchas cosas por la cabeza: cómo hablar a los niños del divorcio, ¿cómo decirle a un niño de cinco años que su padre y su madre se separan? Hay muchas preguntas y en occidente no somos muy buenos manejando esos temas, o en cualquier otra parte del mundo. Lo vemos como un asunto legal entre adultos y no hemos sido de mucha ayuda para los padres que se están divorciando", afirmaba la diputada socialdemócrata, Pernille Rosenkrantz-Theil.

Los niños también recibirán asistencia durante el periodo de separación de sus padres.

En los últimos años, sin embargo, el porcentaje de divorcios ha descendido en Dinamarca. Mientras que en 2013 el porcentaje de separaciones fue del 53%, en 2017 se quedó en un 47%.