Última hora

Última hora

Un proyecto europeo intenta crear una máquina idéntica al cerebro humano

Un proyecto europeo intenta crear una máquina idéntica al cerebro humano
Tamaño de texto Aa Aa

¿Se puede crear una máquina que piensa? ¿Un ordenador que emula el cerebro humano? Ese es el objetivo de los científicos del proyecto Human Brain, Cerebro humano. ¿Estamos intentando conseguir lo imposible?

Desde hace bastante tiempo el sueño de muchos científicos ha sido emular el cerebro humano en un ordenador. El proyecto Human Brain, Cerebro humano de la Unión Europea, al que se calcula que Bruselas ha aportado unos 406 millones de euros, les da a algunos de ellos esa oportunidad.

Para empezar, los investigadores han estudiado bien de cerca uno auténtico.

Cortar el cerebro en miles de capas

"Si quieres estudiar las células en detalle y ver su morfología, sus conexiones -sus axones- tenemos que seccionar en capas los cerebros, es lo que estamos haciendo aquí", explica Katrin Amunts, directora científica de este proyecto.

Este laboratorio en el Centro de Investigación de la localidad alemana de Jülich es uno de los pocos lugares del mundo con tecnología capaz de cortar cerebros de esta forma.

El órgano es partido en sietemil finísimas lonchas que luego se escanean. Su posterior reconstrucción en el ordenador es una tarea extremadamente complicada.

"Hemos cortado muchas células en dos", comenta Amunts. "Cuando queremos reconstruir estas secciones en 3D tenemos que encontrar, digamos, las dos partes que encajan. Como hay tantas células, esto es un auténtico reto".

El mejor ordenador del mundo

Los investigadores utilizan una supercomputadora para procesar los petabytes de datos del cerebro escaneado.

Pero incluso esta máquina gigante tiene limitaciones a la hora de replicar la complejidad de la mente humana.

"Necesitas los ordenadores más grandes disponibles en el mundo solo para simular una fracción diminuta de nuestro cerebro", asegura Dirk Pleiter, experto en supercomputación del proyecto.

El corte y escaneo son pasos clave para intentar comprender el cerebro humano. Pero para imitarlo ¿por qué no dar vuelta al problema y construir un ordenador que lo copie?

En la Universidad de Berna un equipo del proyecto trabaja en una nueva clase de máquina que piensa, conocida como "ordenador neuromórfico". Se trataría de combinar la enorme velocidad que se puede alcanzar con la silicona con la arquitectura exacta de un cerebro.

Cerebros de silicona diezmil veces más rápidos

"Neuromórfico significa con la forma de neuronas",explica Mihai Petrovici, neurocientífico computacional de la Universidad de Berna. Copias el aspecto físico de las neuronas en circuitos de silicona. Obtienes un surtido de 200.000 neuronas que se comportan como las neuronas del cerebro, pero que son diezmil veces más rápidas".

Este tipo de computación está aún en pañales. Los dispositivos, hechos en Heidelberg, no son tan inteligentes como la mosca de la fruta.

Sin embargo, los físicos son optimistas. Creen que su trabajo puede preparar el camino para un nivel de superinteligencia humana hecha de silicona.

"Si un día... Debería decir cuando un día podamos reproducir estas cosas con el tamaño del cerebro y entendamos su arquitectura, tendremos agentes cognitivos que operarán miles de veces más rápido que los agentes de carne y hueso que están sentados en esta mesa", concluye Petrovici.

El debate filosófico

Sin embargo, los neurocientíficos se muestran muy prudentes en este tema, reduciendo las expectativas de lo que se puede llegar a conseguir.

"Es difícil pensar en un experimento que nos diga que esta red artificial, por ejemplo, ha desarrollado una conciencia. Hay cuestiones de profundidad filosófica, técnica y neurocientífica que tenemos que resolver", mantiene Katrin Amunts.

Los investigadores no aspiran a obtener todas las respuestas. El Proyecto Cerebro humano acabará en 2023. Pero sí lograrán un avance significativo en la comprensión del mayor ordenador de todos, el que está en el interior de nuestra cabeza.