Última hora

Última hora

El Brexit se juega en el tiempo de prórroga

El Brexit se juega en el tiempo de prórroga
Derechos de autor
Reuters REUTERS/Francois Lenoir
Tamaño de texto Aa Aa

Concluye la semana en Westminster sin el más mínimo indicio de acuerdo sobre el Brexit. Tras los repetidos rechazos del Parlamento al plan de salida de la UE de Theresa May y a las alternativas que le han sido presentadas, la primera ministra ha solicitado a Donald Tusk una prórroga del Brexit hasta finales de junio. El presidente del Consejo Europeo le ha ofrecido un año, una opción que obligaría al Reino Unido a participar en las elecciones europeas, algo a lo que se resiste el Gobierno británico. La decisión definitiva se adoptará en la cumbre extraordinaria del próximo miércoles.

Tampoco parecen bien encaminadas las conversaciones entre la primera ministra británica y el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, quien reconoce que no hay avances e insiste en la opción de una unión aduanera con el bloque comunitario, algo que levanta ampollas entre los conservadores.

Por boca de su ministro de Exteriores, el Gobierno británico advierte de la gravedad de la situación y de las consecuencias que podría tener tanto para la UE como para el Reino Unido:

"La verdad es que un Brexit sin acuerdo sería malo para el Reino Unido, y también muy malo para la Unión Europea. Ninguna de nuestras economías está creciendo tanto como para garantizar que el escenario de un no-acuerdo no nos empuje a la recesión. Así que es malo en general. Y creo que los franceses lo entienden, que los alemanes lo entienden... Lo que buscamos es evitar que esto se alargue mucho y resolverlo".

El principal escollo a la hora de aprobar el Brexit sigue siendo el backstop o salvaguarda irlandesa, que persigue garantizar que no habrá fronteras físicas en las dos Irlandas con el objetivo de preservar el Tratado de paz de Stormont.