Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Jornadas frenéticas de Theresa May para intentar aplazar el Brexit

Jornadas frenéticas de Theresa May para intentar aplazar el Brexit
Derechos de autor
REUTERS/Simon Dawson
Tamaño de texto Aa Aa

El calendario del Brexit marca los tiempos y modela el discurso de la primera ministra británica, que busca desesperadamente una prórroga que evite el desastre de una salida caótica de la Unión Europea. El jueves concluye el plazo dado por Bruselas para que el Reino Unido abandone la UE con o sin acuerdo, y Theresa May trata de aplacar las iras de sus correligionarios tories mientras busca el apoyo parlamentario del opositor Partido Laborista.

En un vídeo publicado ayer, la primera ministra explicaba que solo hay dos opciones: dejar la UE o no dejarla en absoluto, y para cumplir la primera, explicaba, es necesario un nuevo enfoque y conversar con otros partidos.

May necesita romper el estancamiento del parlamento británico, que ha rechazado su propuesta de Brexit y todas las alternativas presentadas, antes de la cumbre extraordinaria de la UE del próximo miércoles. La conservadora Andrea Leadsom, líder de la Cámara de los Comunes, respalda a la primera ministra:

"Si nos vamos de la UE, es importante llegar a un acuerdo. Aunque tengamos que hacerlo a regañadientes, pero lo más i mportante es salir de la UE".

También está bajo presión el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn. Ochenta diputados de su formación han exigido por carta que se someta a referéndum cualquier acuerdo que alcance con Theresa May.

"Estamos esperando que el gobierno nos responda si está dispuesto a franquear alguna de sus líneas rojas. Hemos discutido mucho y entrado en muchos detalles técnicos, pero hasta ahora no hemos visto nada del gobierno que sugiera que esté dispuesto a cambiar alguna parte del acuerdo en el futuro", explicaba la diputada laborista Rebecca Long-Bailey.

Sin avances en Westminster, es más que difícil que la UE aplace la fecha del Brexit hasta el 30 de junio, como solicitó Theresa May, aunque existe la posibilidad de concederle una prórroga larga, de 12 meses, que no convence a todos en Bruselas.