Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Google lanza el primer servicio de entrega a domicilio con drones

Google lanza el primer servicio de entrega a domicilio con drones
Derechos de autor
Gerd Altmann / Pixabay
Tamaño de texto Aa Aa

Alphabet (Google) vuelve a hacer historia. Wing, una de las muchas compañías del gigante tecnológico, recibió este martes la aprobación para empezar a hacer entregas a domicilio con drones. La empresa llevaba probando en Canberra este tipo de servicio desde hace un año y medio, tiempo durante el cual realizó cerca de 3000 pedidos sin reportar ningún accidente. Este martes, por fin, recibía el 'ok' de la Autoridad de Aviación Civil de Australia (CASA).

Se trata por tanto del primer servicio de transporte aéreo comercial a través de drones no tripulados del mundo. El servicio Project Wing transportará a los consumidores de la ciudad australiana alimentos, bebidas, medicamentos y todo tipo de productos por el aire, directamente a sus hogares.

CASA terminó de dar su aprobación al ambicioso proyecto tras un examen práctico en el que comprobó desde las capacidades de los programadores (los aparatos vuelan de forma autónoma) hasta la efectividad de su sistema de gestión de tráfico pasando, por supuesto, por la calidad y la seguridad de los drones. "No hay riesgos para los peatones, los bienes inmuebles o los otros aparatos aéreos", concluyó la prueba.

Condiciones, pros y contras

Por supuesto, el servicio está sujeto a una serie de condiciones: Wing deberá operar dentro de un horario específico (nunca antes de las siete de la mañana) y sus drones tendrán totalmente prohibido sobrevolar carreteras principales, además de mantenerse a una distancia mínima establecida con los peatones.

Las pruebas no estuvieron exentas de complicaciones, la más común referente al ruido que hacían los aparatos, lo que obligó a Wing a desarrollar un aparato más silencioso. A favor del servicio sí que está el tema de la contaminación, mucho menor que la generada por las furgonetas de reparto.

El nuevo servicio de transporte aéreo comenzará a operar oficialmente dentro de pocas semanas, de momento solo en algunos barrios de Camberra. La intención, por supuesto, es la de ir extendiendo el servicio hasta llegar al mayor número de clientes posibles. Helsinki, en Finlandia, podría ser la nueva ciudad en recibir al futuro.