Última hora

Nicaragua: ¿Cuál es el balance de un año en las barricadas?

Nicaragua: ¿Cuál es el balance de un año en las barricadas?
Derechos de autor
REUTERS/Oswaldo Rivas
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Fue el 18 de abril de 2018 cuando se prendió la chispa que ha encendido la crisis más sangrienta que se recuerda en Nicaragua desde la década 1980. Unos 365 días de pulso en las calles contra el presidente Daniel Ortega han dejado un balance oficial de 325 muertos, que algunos grupos elevan a 568.

Este aniversario coincide con la publicación del informe anual sobre la clasificación mundial de la libertad de prensa por Reporteros Sin Fronteras (RSF), que apunta que Nicaragua experimentó la caída más pronunciada (24 puestos) de la región.

Euronews ha hablado con el periodista nicaragüense Yader Luna, quien explica cómo ha cambiado su vida profesional en el último año.

"Nuestro día a día ha cambiado pasamos de tener oficinas a no tenerlas, nuestras oficinas fueron saqueadas en diciembre del año pasado por la fuerza", relata. Luna trabaja para El Confidencial, uno de los medios de comunicación en los que entró la policía el pasado mes de diciembre.

"Muchos periodistas de El Confidencial estamos en el exilio, trabajando desde la clandestinidad", añade.

El informe de RSF denuncia que los periodistas en Nicaragua "son objeto de una estigmatización incesante, campañas de acoso, amenazas de muerte y detenciones arbitrarias".

"En las manifestaciones, son tratados como miembros de la oposición y a menudo son atacados. Algunos han sido encarcelados por cargos de terrorismo y otros han huido al extranjero para evitar el mismo destino", añade.

Luna afirma que el Ejecutivo tiene un control absoluto de los canales de televisión. "El dolor de Ortega es que no nos ha podido callar porque el periodismo se va a seguir haciendo sea como sea y eso es lo que estamos haciendo a pesar de que lo tenemos que hacer desde distintos lugares".

Un año de éxodo

Desde abril del año pasado, los periodistas no han sido los únicos en dejar el país centroamericano. Más de 60.000 nicaragüenses huyeron de la crisis, según cifras publicadas el martes por la Agencia de ONU para los Refugiados (ACNUR).

Luna explica que después de la llamada "operación limpieza" - acciones lanzadas por fuerzas parapoliciales y paramilitares afines a Ortega para recuperar el control en localidades sublevadas - muchas poblaciones se quedaron sin jóvenes.

"La mayoría de los manifestantes han sido jóvenes y estudiantes universitarios", precisa y añade que a la inseguridad en las calles, se une la grave crisis económica, que ha costado 54.000 empleos.

Represión incendiaria

REUTERS/Oswaldo Rivas

Hace un año, Ortega no podía imaginarse la magnitud de las protestas cuando anunció una reforma de sanidad que reducía las pensiones un 5% y que tuvo que retirar en un intento por retomar el control del país.

Demasiado tarde, la contundente respuesta estatal atizó un inaudito clamor social. Así Luna dice que se explica el inicio de la crisis. "Cuando uno recuerda las primeras horas, los primeros tres días murieron alrededor de 60 personas, básicamente la represión y la masacre es lo que marcaron la rebelión ciudadana".

Uno de los puntos más controvertidos de la actuación de Ortega ha sido la acción de parapolicía enmascarada para aplacar las protestas. "Aquí tenemos lo que se llama policía voluntaria", les denominó Ortega en una entrevista con Euronews en julio, apenas una semana después de haber negado públicamente que esos grupos pertenecieran a su Gobierno.

¿Qué han ganado los ciudadanos de Nicaragua?

REUTERS/Oswaldo Rivas
Marcha para conmemorar el primer aniversario de las protestasREUTERS/Oswaldo Rivas

Con Ortega enrocado en el poder, el país bajo estado policial, las manifestaciones prohibidas y varios intentos de diálogo infructuosos, la situación se encuentra en un complicado impasse.

Luna cree, no obstante, que hay una lectura positiva: "La principal ganancia es que la población se levantó. Ortega lleva 12 años en el poder, estás actitudes dictatoriales ya las tenía pero la gente las callaba".

Este periodista lo resume como "el despertar del pueblo", "que quiere un nuevo Gobierno, un cambio para no volver a tener dictadores".

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.