Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Tensión en Nicaragua en el primer aniversario del estallido social

Manifestación contra Daniel Ortega en Managua (30/03/2019)
Manifestación contra Daniel Ortega en Managua (30/03/2019) -
Derechos de autor
REUTERS/Oswaldo Rivas
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El primer aniversario del estallido social de Nicaragua, que se cumple este miércoles, promete acentuar un ambiente tenso, debido al llamado de la oposición a una movilización masiva contra el Gobierno, frente a las advertencias de la Policía Nacional, una situación que en 2018 produjo cientos de muertos.

La Unidad Nacional Azul y Blanco, que aglutina a decenas de movimientos de manifestantes autoconvocados, llamó a una marcha en rechazo del presidente Daniel Ortega este 17 de abril, con base a la Constitución de Nicaragua y del compromiso que adquirió el Gobierno el 29 de marzo pasado, de respetar el derecho a la libertad de expresión, lo que hoy fue rechazado por la Policía.

"La marcha va", indicó la Unidad Nacional en una carta pública, en la que pidió a la comunidad internacional "a llamar al Gobierno de Nicaragua a no reprimir dicha movilización y respetar el derecho fundamental e irrenunciable de libre expresión y movilización".

A pesar del saldo mortal de las manifestaciones -que por lo general inician de forma pacífica y terminan en violencia cuando interviene la Policía, junto con paramilitares y grupos de choque oficialistas- los nicaragüenses demostraron a fines de marzo que están dispuestos a volver a protestar en las calles.

La Policía, que mantiene una hermética prohibición de toda manifestación contra Ortega, rechazó la convocatoria de la oposición con el argumento de que las personas solicitantes "estuvieron involucradas en las graves alteraciones al orden público" en las últimas semanas.

Datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indican que al menos 325 personas han muerto en el marco de la crisis de Nicaragua, desde el estallido social del 18 de abril de 2018, en su mayoría durante protestas antigubernamentales.

Organismos humanitarios locales elevan la cantidad de muertos hasta en 568 y reportan varios miles de heridos, todos víctimas de ataques armados de las "fuerza combinadas" del Gobierno, que reconoce 199 muertos.

De la misma manera cuentan hasta 809 "presos políticos", más del doble de los que reconoce el Gobierno, que los denomina "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

Dichas cifras reflejan por qué Nicaragua pasó de ser uno de los países más seguros de Latinoamérica, a uno donde los agentes policiales son los más temidos.

La Unidad criticó que policías antimotines se dediquen a realizar patrullajes incluso en las playas.

La promesa hasta ahora sin resolverse del Gobierno, de dar libertad definitiva a todos los "presos políticos", aumenta la tensión, ya que estos reos han prometido tomar acciones desde la cárcel si no son liberados todos el 19 de abril.

Hasta este martes el Gobierno había informado de la excarcelación de unos 200 "presos políticos", que hoy están en sus casas bajo régimen de convivencia familiar.

Los miembros de la Unidad se han declarado "cansados" por la falta de apego a la Constitución por parte del Gobierno, el que dicen que no cumple con los compromisos adquiridos, y emite comunicados que contradicen hechos plenamente registrados.

Ante eso, consideran que las manifestaciones pacíficas tienen que mantenerse en las calles, incluso bajo las amenazas de la Policía, además de la violencia de los paramilitares y fuerzas de choque oficialistas.

Una vez que la Unidad mantuvo la convocatoria, lo que resta por ver es si el Gobierno de Nicaragua, que se autodenomina "cristiano", actuará contra una manifestación pacífica en "Miércoles Santo".EFE