Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Un pueblo sevillano desata la polémica tras quemar y disparar a un muñeco de Carles Puigdemont

Un pueblo sevillano desata la polémica tras quemar y disparar a un muñeco de Carles Puigdemont
Derechos de autor
Captura de pantalla de vídeo de Aion Sur TV
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Un monigote de Carles Puigdemont vestido con un lazo y capa amarilla envuelto en llamas mientras recibe disparos. Así es la polémica imagen que ha dejado este año la tradicional fiesta de la "Quema del Judas" del pueblo sevillano de Coripe, enmarcada en los actos de Semana Santa, al inspirarse en el expresidente catalán para crear el muñeco objeto de los ataques.

Compartido por un usuario de Twitter, uno de los vídeos del acto que tuvo lugar este domingo en Andalucía, al sur de España, se convirtió en viral en las redes sociales. La polémica irrumpe en la recta final de la campaña electoral.

"Hoy en un pueblo de España, gobernado por el PSOE, han decidido fusilar y quemar un muñeco que representaba mi persona, y que llevaba un lazo amarillo bien visible", se refería Puigdemont a las imágenes desde su cuenta persona de Twitter. "No me han querido fusilar y quemar a mí, sólo: han querido mofarse de la lucha por la libertad de presos y exiliados".

El alcalde de Coripe, Antonio Pérez del Partido Socialista (PSOE), ha quitado importancia a la controversia calificando de "sátira" la celebración y ha justificado la elección del expresidente catalán para el muñeco de Judas, explicando que la tradición de la fiesta consiste en crear una figura "que representa un mal y lo que se mata es el mal".

"Por ese personaje han pasado miles de políticos, banqueros, árabes...todo tipo de personajes", añadió en declaraciones para la agencia de prensa española Europa Press.

En una entrevista con el Diario de Sevilla, Pérez nombraba a otros personajes públicos que habían servido como efigie de Judas como la actriz Bárbara Rey o el expresidente José María Aznar.

El año pasado, el muñeco representaba a Ana Julia Quezada, asesina confesa del hijo de ocho años de su pareja. Un caso muy mediático que causó conmoción en España en marzo de 2018.

Sin embargo, sus compañeros socialistas en Cataluña no se han mostrado partidarios de lo ocurrido el domingo en Coripe.

"Condeno todos los actos de intolerancia que se producen en esta campaña. Quemar la imagen de una persona, impedir actos electorales o cualquier otro tipo de comportamiento intolerante", escribió en Twitter Meritxell Batet, ministra de Política Territorial y Función Pública del Gobierno de Pedro Sánchez y miembro del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC).

A las críticas también se ha sumado, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, quien lo ha calificado en Twitter de "lamentable acto contra la figura de Carles Puigdemont", aunque ha retuiteado una publicación que llama a tener en cuenta "el contexto" en el que se produjo la quema y los disparos.

La "Quema del Judas" se celebra en el municipio de Coripe desde hace 100 años, después de la misa del domingo de Resurrección. Según el Diario de Sevilla, la elección del muñeco se delega a un reducido grupo de personas y no se revela hasta el momento de la celebración.