Última hora

Última hora

Al menos 40 muertos en el avión incendiado en Moscú

Al menos 40 muertos en el avión incendiado en Moscú
Derechos de autor
Comité de Investigación de Rusia/vía Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

La imagen del avión envuelto en llamas, rodando por la pista del aeropuerto Sheremétivo de Moscú, resulta sobrecogedora. Dentro viajaban 78 personas, de las que al menos 41 perecieron en el trágico incendio.

Las imágenes captadas por testigos muestran a los pasajeros evacuando el avión por el tobocán de seguridad, mientras el aparato es devorado por el fuego. Después corren por la pista, alejándose aterrados del avión. De los 37 supervivientes, seis están hospitalizados, dos de ellos en reanimación.

El avión de la compañía aeroflot, un Sukhoi Superjet 100, retornó al aeropuerto moscovita menos de media hora después de despegar. Medios rusos aseguran que fue alcanzado por un rayo. Según la agencia Interfax, que cita una fuente anónima, el piloto no consiguió posar el avión en un primer aterrizaje de emergencia y, en el segundo intento, el tren de aterrizaje golpeó el suelo, después el morro del aparato, para acabar incendiándose con los depósitos llenos de combustible.

Numerosos vuelos fueron desviados a otros aeropuertos moscovitas. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas e impartió instrucciones para prestarles toda la asistencia requerida, informó el Kremlin.

El avión siniestrado llevaba apenas dos años en servicio. El día de la tragedia el aparato había cubierto tres rutas internas de menos de dos horas de duración, precisaron en Aeroflot donde prometieron realizar una investigación paralela a la oficial para dar con todos los detalles de lo ocurrido.

Este tipo de aparato, el Sukhoi Superjet 100, fue el primer avión civil diseñado en Rusia tras la caída de la URSS. En los últimos meses ha sufrido varios incidentes.

El mes pasado, un aparato del mismo modelo no pudo despegar para cubrir la ruta entre las ciudades de Moscú y Voronezh, por "un fallo técnico". En marzo, otro aparato SSJ-100 se vio obligado a regresar al aeropuerto de partida en Moscú por grietas en el parabrisas.

Las compañías que lo utilizaban en el extranjero, lo han ido abandonando aduciendo problemas de fiabilidad. De acuerdo con el periódico Védomosti, la compañía irlandesa CityJet, la única que operaba los SSJ-100 en Europa, renunció a su uso en enero de 2019.