Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

"Mineros del Guaire" o cómo buscarse la vida entre aguas fecales en Caracas

"Mineros del Guaire" o cómo buscarse la vida entre aguas fecales en Caracas
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Muchos de los desagües de Caracas van a parar al río Guaire. A pesar de estar muy contaminado, es el lugar de trabajo de improvisados mineros como José, Ángel y sus amigos. Estos jóvenes arriesgan su salud a diario sumergiéndose las aguas fecales del Guaire con la esperanza de encontrar en su lecho restos de oro y plata que más tarde podrán cambiar por dinero. Aunque con frecuencia el hedor del Guaire es insoportable, la necesidad aprieta y todos: José, Ángel y sus amigos, tienen una familia a la que alimentar.

Ángel Patete: “A mi no me da asco. Lo hago por mis carajitos (hijos). No lo hago por mí, lo hago por mis carajitos. Para llevar comida a mi casa. Un kilo de arroz. Un trozo de pan. Cosas así".

Los mineros del Guaire escudriñan con lupa los restos sacados de su lecho deteniéndose en cualquier trozo que brille... podría tratarse de una sortija o de una pepita valiosa. Hace años solo había un puñado de buscadores, ahora son cientos.

Ángel Patete: “La situación es demasiado fea. Todo el país está feo. No se consigue comida y si se consigue está demasiado cara. No hay nada para los carajitos (niños) pequeños. Tampoco se consigue".

El botín de la jornada cabe en un alfiler, pero aún así es superior, aseguran, al salario mínimo mensual, que equivale a unos pocos euros. Hundirse en el fango hediondo del Guaire, afirman, es más rentable que tener un empleo fijo en Venezuela.

José Zubero: “Realmente, ya con un sueldo mínimo no se vive. Con un sueldo mínimo, uno no come".

El Guaire refleja en sus aguas el crudo retrato de una Venezuela devorada por la hiperinflación

"Ante la dura situación económica, estos jóvenes no han tenido más remedio que bajar al río Guaire a buscar metales preciosos, pero otros muchos jóvenes han salido del país. Ya son más de tres millones de venezolanos quienes han tenido que abandonar a sus familias", comentaba el periodista Héctor Estepa, desde Caracas, para euronews.