Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Posible adiós al acuerdo nuclear con Irán tras años de trabajo

Posible adiós al acuerdo nuclear con Irán tras años de trabajo
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Tras años de negociaciones Barack Obama se sumó a un acuerdo histórico con Iran para tratar de reducir la ambición nuclear te Teherán, su sucesor, Donald Trump, lo consideró defectuoso y lo tiró por tierra hace ahora un año. En 2015 los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia, más Alemania, firmaron el llamado Plan Integran del Acción Conjunta. La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, hablaba entonces al mundo de paz y voluntad política: "Con valor, voluntad política, respeto mutuo y liderazgo, hemos cumplido con lo que el mundo esperaba. Un compromiso compartido en favor de la paz y la unidad para hacer nuestro mundo más seguro".

Con el acuerdo Irán se comprometió a eliminar el uranio de enriquecimiento medio y reducir el de bajo enriquecimiento en un 98%. Garantizó que no almacenaría plutonio apto para uso militar y que restringiría las instalaciones de agua pesada. Y además autorizaba al organismo de control nuclear de la ONU a enviar a sus inspectores. A cambio, Irán recibiría una reducción de las sanciones.

Un pacto que a Donald Trump no le convenció y hace un año anunció su retirada del mismo:"El hecho es que este fue un trato horrible que nunca, nunca debería haberse hecho. No trajo calma, no trajo paz y nunca la traerá".

Sin ningún reparo en bromear con ello, volvió a imponer sanciones a Teherán y el mes pasado se negó a ampliar las exenciones que permitían a algunos países comprar petróleo a Iran.

Pero la cosa no ha quedado ahí. La semana pasada Washington aumentó la presión desplegando un portaaviones en el Golfo Pérsico para contrarrestar una supuesta amenaza iraní.

Mientras tanto los diplomáticos europeos intentan mantener en pie el acuerdo. Aunque los estrechos lazos económicos de algunos países con Estados Unidos hacen difícil que puedan aguantar la presión.

Irán, por su parte, ha expresado su descontento con lo que llama la incapacidad de los europeos para hacer frente a los EE.UU., y los llamamientos a Teherán para que se mantenga en el acuerdo no parecen dar sus frutos.

Según el organismo de control nuclear de la ONU, Irán hasta ahora cumplía el acuerdo.