Última hora

Última hora

El grupo de los Conservadores y Reformistas, abocado a la desparición

El grupo de los Conservadores y Reformistas, abocado a la desparición
Tamaño de texto Aa Aa

En nuestra serie de reportajes de cara a las elecciones al Parlamento Europeo, les presentamos al grupo de los Conservadores y los Reformistas Europeos.

Actualmente es el tercer grupo más grande de la Eurocámra, pero tras las elecciones podría perder más de la mitad de sus escaños.

Durante la última legislatura, el grupo se ha caracterizado por las divisiones internas. Pero los partidos que lo integran tienen algo en común: su poco apego a la Unión Europea.

"La Unión Europea no es un estado, la Comisión Europea no es un gobierno y nosotros somos una familia proeuropea, sí, pero antifederalistas", ha explicado durante la campaña Jan Zahradil, su candidato principal.

A sus 56 años, este político checo ha decidido desafiar los sondeos y se ha convertido en la cara visible de los Conservadores.

Un grupo numeroso, pero poco influyente

El grupo cuenta con 71 escaños en el Parlamento Europeo, la gran mayoría procedentes de los Tories británicos y de la formación Ley y Justicia que gobierna en Polonia. Aunque también tiene eurodiputados procedentes, entre otros, de Alemania, Bélgica e Italia.

El grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos se creó tras las elecciones de 2009 a instancias del entonces líder del Partido Conservador británico, David Cameron. Ni él ni su partido querían compartir bancada con los cristianodemócratas, demasiado europeístas para su gusto. Y al hacerlo, dejaron de jugar un papel relevante en la toma de decisiones. Cabe preguntarse, si de manera voluntaria o no.

El hecho es que, actualmente, con el Brexit como transfondo, los Conservadores británicos apenas si están haciendo campaña de cara a las elecciones europeas. Y según las encuestas, podrían perder la mitad de sus eurodiputados o incluso más.

Así que, en caso de Brexit desaparecerán del hemiciclo. Y sin Brexit su peso en la futura Eurocámara será mínimo.

La fuerza de los conservadores polacos

El segundo peso pesado del grupo son los nacionalistas polacos de Ley y Justicia, liderados por Jaroslaw Kaczynski. Una formación conservadora que se opone a la redistribución de refugiados argumentando, ni más ni menos, que podrían propagar enfermedades infecciosas. Y en nombre del catolicismo social, también se opone a los derechos de los homosexuales y al aborto.

"La Iglesia sigue siendo el único depositario de nuestros sistema de valores. Quien levanta su mano contra la Iglesia, quien trata de destruirla, levanta su mano contra Polonia", explica Kaczynski en sus mitines.

Durante la campaña electoral, el partido Ley y Justicia, pero también otros miembros del grupo Conservador, han mostrado simpatía por algunas de las fuerzas ultranacionalistas que están ganando terreno en Europa. Y no se descartan que tras las elecciones creen un nuevo grupo.

Así pues, el grupo de los Conservadores y Reformaistas Europeos podría desaparecer como tal, pero las fuerzas euroescépticas seguirán allí. Y tal vez con fuerzas renovadas.