Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Los Populares aspiran a la mayoría en el Parlamento Europeo

Los Populares aspiran a la mayoría en el Parlamento Europeo
Derechos de autor
REUTERS/Costas Baltas
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El Partido Popular Europeo (PPE) obtuvo 265 escaños en las elecciones de 2014 , lo que representa el 35% de los eurodiputados.

Como consecuencia, su candidato principal, Jean-Claude Juncker, se convirtió en presidente de la Comisión Europea y ha desarrollado un programa de centro-derecha durante los cinco años que ha durado su mandato.

Esta vez, la lista la encabeza el alemán Manfred Weber. "Ante todo, sentimos que hay unidad dentro de la familia Popular europea. No se trata del éxito de una persona. Se trata de un éxito para todos nosotros como fuerza que lidera Europa", ha dicho Weber durante el lanzamiento de la campaña. "Tenemos una idea clara de cómo debe ser el futuro del continente. Eso es lo que diferencia al PPE. Y este es el éxito del PPE".

Durante la anterior legislatura, Alemania fue el país que más eurodiputados aportó a las filas populares: 34. En Francia los Republicanos consiguieron 20 escaños. Y otros países donde obtuvo buenos resultados fueron Polonia, Portugal y Hungría. España aportó 17 escaños.

Como partido de centro-derecha, conservador y demócratacristiano, ha centrado buena parte de sus esfuerzos en la economía y en reforzar el mercado único.

Y ha conseguido un poder notorio en el seno de las instituciones. No sólo ha estado al frente de la Comisión Europea. El italiano Antonio Tajani ha presidido la Eurocámara, y el polaco Donald Tusk, el Consejo.

Una configuración que no ha gustado al primer ministro griego, Alexis Tsipras, quien ha hecho un llamamiento a las fuerzas de la izquierda y a los ecologistas para que unan fuerzas y así desbancar a la derecha.

En cuanto a la migración, los populares piden un sistema de reparto más justo, y más recursos para la agencia de control de las fronteras, Frontex. Y esta ha sido precisamente una de las manzanas de la discordia.

La familia no está tan únida como quisiera. Los Populares han dejado en suspenso al partido del Primer Ministro húngaro, Viktor Orbán. La formación no sólo ha cuestionado el Estado de derecho, también ha lanzando una campaña contra el propio Juncker.

Orbán no se amedrenta. "Después de las elecciones, ya veremos qué giro da el Partido Popular Europeo", ha dicho. "En este momento parece estar moviéndose hacia la izquierda, se está dirigiendo hacia la creación de un imperio europeo liberal y de una Europa de inmigrantes. Si sigue así, puede estar seguro de que no lo seguiremos".

Segun los sondeos, los populares seguirán siendo la fuerza más votada. Pero la Eurocámara estará mucho más fragmentada y su poder en las instituciones dependerá en buena medida de los acuerdos postelectorales.