Última hora

Última hora

El presidente del Parlamento compara la adopción homosexual con la pedofilia

El presidente del Parlamento húngaro, Laszlo Kover.
El presidente del Parlamento húngaro, Laszlo Kover. -
Derechos de autor
Reuters / Bernadett Szabo
Tamaño de texto Aa Aa

"Desde un punto de vista moral no hay ninguna diferencia entre el comportamiento de un pedófilo y los que piden esto [el matrimonio gay y la adopción homoparental]", aseguró el presidente del Parlamento húngaro, el ultraconservador László Kövér.

Las declaraciones fueron tomadas en un acto electoral en Budapest y rápidamente fueron objeto de crítica por incitar al odio. Pero el jefe del órgano legislativo no se detuvo allí y defendió su postura:

"El niño en ambos casos es un objeto, un artículo de placer, un objeto de realización personal", agregó el también cofundador del partido gubernamental que lidera el primer ministro Viktor Orbán, el Fidesz.

Las palabras de Kövér han sido rechazadas por asociaciones a favor de los derechos LGTBI y por figuras públicas conocidas, como el politólogo Zoltán Lakner.

"Kövér ha ofendido de forma brutal a todas la parejas que quieren adoptar", declaró Lakner, "las frases [de László Kövér] determinan claramente quienes son blanco de ataque y a quienes hay que odiar".

"Si alguien cree que adoptar a un niño ya nacido, darle amor y ofrecerle una familia significa lo mismo que abusar sexualmente de él, esa persona seguramente no es competente en asuntos morales", agregó en su página de Facebook este conocido politólogo abiertamente gay.

En Hungría existe la posibilidad teórica de adoptar por parte de las parejas del mismo sexo, aunque la legislación favorece a los matrimonios heterosexuales.

El político ultraconservador señaló que "un homosexual normal sabe cómo es el orden del mundo" y que no puede exigir adoptar porque no es "igual" a la población heterosexual.

Ikea entra en la polémica y apuesta por la diversidad

La compañía sueca nunca ha tomado una postura sobre temas sociales y menos en situaciones de carácter doméstico. Sin embargo, a través de un colorido post en su cuenta de Facebook húngara, Ikea ha decidido tomar partido basándose en su "código de conducta".

Mi az IKEA-nál hiszünk a sokszínűségben, az esélyegyenlőségben és a tisztességes bánásmódban, függetlenül a...

Publiée par IKEA sur Jeudi 16 mai 2019

En IKEA creemos en la diversidad, la igualdad de oportunidades y el trato justo, independientemente del origen o las diferencias individuales. ¡Nadie es igual hasta que todos sean iguales!

Hungría, un país "conservador"

En el país europeo no está autorizado el matrimonio gay, lo que hace muy difícil la adopción por parte de las parejas homosexuales, que generalmente intentan adoptar de forma individual.

La Constitución húngara de 2011, aprobada solo por la mayoría del partido de Orbán, determina el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer.