Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Eurovisión 2019: Los representantes de Islandia muestran banderas de Palestina durante los votos

Eurovisión 2019: Los representantes de Islandia muestran banderas de Palestina durante los votos
Derechos de autor
Screenshot dalla diretta EBU - Beswick, Emma
Tamaño de texto Aa Aa

El grupo que representaba a Islandia en el festiva de Eurovisión 2019, celebrado este sábado en Tel Aviv, ha aprovechado que la cámara les estaba enfocando durante las votaciones para mostrar su apoyo a la causa palestina.

Hatari, un colectivo de tecno-distópico y BDSM fundado en 2015 en Reykjavik, entró en la competición diciendo que su actuación era un alegato para derribar el capitalismo y defender las prácticas sexuales y eróticas libres y consensuadas.

Su actuación no había tenido mucha suerte con la votación del jurado profesional, se encontraban en el puesto 14, de 26 participantes. Entonces llegó el voto popular con el que ganaron cuatro posiciones y entraron en el top 10.

En ese momento, las cámaras les enfocaron para compartir su reacción y entonces los integrantes del grupo sorprendieron desplegando bufandas con las colores de la bandera de Palestina.

La realización cambió rápidamente el plano, mientras el público respondía con silbidos y los presentadores, la modelo Bar Rafaeli y Erez Tal, continuaban con las votaciones sin referirse a lo que acababa de ocurrir en el escenario.

Mientras en el escenario los conductores trataban de evitar el tema, la seguridad del recinto se apresuraba a confiscar las las banderas a los artistas islandeses.

Desde que se supo que Eurovisión 2019 se celebraría en Tel Aviv, tras la victoria de la israelí Netta Barzilai en Lisboa, los grupos propalestinos han estado pidiendo tanto a los concursantes como a los telespectadores que boicoteasen la gala porque consideraban que Israel lo utilizaba "para encubrir y distraer la atención de sus crímenes de guerra contra los palestinos".

Así justificaban el llamado al boicot internacional los organizadores de Globalvisión, que junto a Gazavisión, proponían dos eventos musicales alternativos a Eurovisión, que se han celebrado el mismo sábado y a la misma hora que el de Tel Aviv.

Lee | Gazavisión y Globalvision: las alternativas palestinas a la final de Eurovisión en Tel Aviv

La cantante Madonna, quien ha sido blanco de críticas por su decisión de actuar en la final de Eurovisión, decidió enviar también un mensaje político sobre el conflicto palestino-israelí desde el escenario de Tel Aviv con dos de sus bailarines abrazándose, vistiendo una bandera de Palestina y una de Israel, respectivamente.

Eurovisión comenzó pocos días después de que estallará una escalada militar entre Israel y Gaza, cuyo intercambio de proyectiles se saldó con la muerte de 25 palestinos y cuatro israelíes.

Los activistas palestinos denuncian que el festival no puede celebrarse en Tel Aviv si, no muy lejos, la situación en Gaza es dramática. Un representante de Hamás dijo al diario israelí Haaretz que "no les es posible cantar y divertirse, mientras nosotros sufrimos".

El martes, durante la primera semifinal, piratas informáticos palestinos interrumpieron durante dos minutos la emisión la Corporación de Radiodifusión israelí, conocida como Kan, con un vídeo que advertía de un falso ataque en el lugar dónde se celebra el festival, el recinto de exposiciones de Tel Aviv.

“Israel no es seguro, lo veréis”, terminaba la grabación que se atribuyó a la Yihad Islámica de Gaza y al Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás).