Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Sin esperanza de encontrar con vida a los 21 desaparecidos en el naufragio de Budapest

Sin esperanza de encontrar con vida a los 21 desaparecidos en el naufragio de Budapest
Derechos de autor
Фото Рейтер
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La policía húngara ha detenido al capitán de un crucero implicado en una colisión en el río Danubio en Budapest que dejó al menos siete personas muertas y 21 desaparecidas.

Un grupo de surcoreanos estaba en un tour de una hora de duración por Budapest cuando su barco chocó con un crucero vikingo durante un aguacero el miércoles 29 de mayo por la noche.

Este viernes, los equipos de rescate se encuentra todavía en la zona para levantar el bote turístico del fondo del río y encontrar alguna víctima

La televisión estatal húngara informó que todos los rescatados han sido dados de alta del hospital, excepto uno que está siendo tratado por fracturas de costillas.

Las autoridades dijeron que la misión para traer el barco de 70 años a la superficie -construido en la antigua Unión Soviética- podrían llevar días.

"Yo no diría que no hay esperanza, sino que hay una posibilidad mínima [de encontrar supervivientes]", dijo el jueves Pal Gyorfi, portavoz del servicio nacional de ambulancias húngaro, a la emisora estatal M1.

"Esto no se debe sólo a la temperatura del agua, sino también a las fuertes corrientes en el río, al vapor sobre la superficie del agua, así como a la ropa que usaban las personas que se cayeron", agregó.

La policía dijo que se estaba llevando a cabo una investigación criminal para determinar la causa del accidente.

El barco hundido estaba situado cerca del puente Margit, no lejos del edificio neogótico del parlamento húngaro a orillas del río. Pero las operaciones de rescate se han visto obstaculizadas por la lluvia y el rápido flujo del río.

La búsqueda de los desaparecidos se había extendido río abajo, incluso hasta Serbia, donde el Danubio fluye después de dejar Hungría.

Empleados de la Embajada de Corea del Sur en Budapest estaban ayudando a los funcionarios húngaros a identificar a los rescatados y a las víctimas.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, también envió un grupo de trabajo gubernamental encabezado por el ministro de Asuntos Exteriores Kang Kyung-wha.

El barco que se hundió fue identificado como el Hableany (Sirena). Mihaly Toth, portavoz de los propietarios de la compañía naviera Panorama Deck, dijo que el buque se encontraba en una "excursión turística de rutina" cuando ocurrió el accidente.