Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Niels Högel, 'el enfermero de la muerte', condenado a cadena perpetua

Niels Högel, 'el enfermero de la muerte', condenado a cadena perpetua
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Cadena perpetua para 'el enfermero de la muerte'. El tribunal de Oldemburgo, Alemania, condenó este jueves a Niels Högel a su segunda cadena perpetua, esta vez por el asesinato de 85 pacientes. Högel ya había sido condenado en 2015 a la misma pena por haber matado a otras cinco personas. El juez resaltó además que la culpabilidad es "particularmente grave", lo que prácticamente descarta que el condenado pueda quedar en libertad pasados 15 años. La sentencia fue acogida con satisfacción por los familiares de las víctimas.

"Estamos contentos de que esto haya terminado", decía la familiar de una de las víctimas de Högel. "Esto ha sido lo último que hemos podido hacer por nuestro padre. Creo que hemos hecho todo lo posible para que este hombre reciba su merecido castigo. Nuestra familia hizo todo esto por nuestro padre."

La responsabilidad de los dos hospitales

Cerrado el caso contra Niels Högel, queda ahora por aclarar la responsabilidad de los hospitales en los que el enfermero cometió sus crímenes. El portavoz de los familiares de las víctimas anuncia acciones legales contra los mismos:

"Lo que sigue es la investigación y el juicio contra los hospitales de Oldemburgo y Delmenhorst", anunciaba tras la sentencia Christian Marbach, nieto de uno de los fallecidos. "Espero que pueda quedar clara la dimensión de lo ocurrido y la conexión entre los dos hospitales. Yo prometí a mi familia que no sólo me aseguraría de que se encarcelara al asesino, sino también a los responsables. Creo que es muy importante que todos nosotros llevemos ante la justicia a los responsables de esta serie de asesinatos"

No se sabe a ciencia cierta cuántas personas murieron a manos de Högel, si bien la cifra podría superar las 200 víctimas. Todas ellas entre los años años 2000 y 2005. El enfermero inyectaba a sus pacientes medicamentos que ponían en peligro sus vidas con el objetivo de reanimarles para presumir ante sus colegas. Högel lleva ya 10 años en prisión.