Última hora

Un estudio revela que la baja de paternidad es beneficiosa para la salud de las madres

Un estudio revela que la baja de paternidad es beneficiosa para la salud de las madres
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Conceder a los padres la flexibilidad de tomar tiempo libre en el trabajo durante los primeros meses posteriores al nacimiento de su hijo, tiene significantes beneficios para la salud de las nuevas madres, según un estudio reciente.

Una política más flexible

Las investigadoras Petra Persson y Maya Rossin-Slater analizaron los efectos de una nueva política de baja paternal aprobada en 2012 en un país europeo: Suecia.

Antes del 2012, los nuevos padres podían pedir hasta 16 meses de permiso de paternidad remunerada y se les concedía la oportunidad de gestionar y dividir la mayoría de su tiempo como quisieran hasta que su hijo llegara a la edad de 12 años. Una de las condiciones, sin embargo, era que los padres no se podían beneficiar de vacaciones pagadas al mismo tiempo.

Una nueva investigación de la Universidad de Stanford muestra que, la presencia de los padres produce un gran efecto positivo en la salud mental y física de las madres en su período de post maternal.

Después de la adopción de esta nueva reforma, los investigadores, compararon los registros de nacimiento suecos y las solicitudes de permiso paternal con los registros médicos, y observaron una reducción en la prescripción de ciertos medicamentos comunes entre madres recientes. En comparación a las madres que dieron a luz antes de la reforma, las recetas de antibióticos se vieron reducidas un 11% y de un 26% las de los medicamentos antidepresivos, en los primeros 6 meses de maternidad. También determinaron una disminución del 14% en las hospitalizaciones y en las visitas a un especialista.

La disminución de la demanda de los medicamentos antidepresivos y ansiolíticos fue especialmente remarcable en los 3 meses posteriores al parto.

Además, el estudio mostraba que los efectos eran mejores en madres con un historial de maternidad precedente pudiendo ser particularmente vulnerables en los 3 meses posteriores a dar a luz.

La explicación detrás de este fenómeno, afirman los economistas, es simple: más flexibilidad implica que las familias pueden escoger cuando el padre se queda en el hogar, precisamente en los días en que su presencia es particularmente importante. En efecto, el factor clave en el estudio no resultó ser la duración de la licencia de paternidad, sino la posibilidad de tomar tiempo libre remunerado precisamente cuando la madre más lo necesita.

Permitiendo a las mujeres descansar, recuperando las horas de sueño perdidas o no subestimando sus síntomas médicos, la presencia del padre alivió la carga sobre sus hombros, aunque solo fuera por unos pocos días

"Las madres soportan la carga de la falta de flexibilidad en el trabajo - no solo directamente a través de grandes costes en la formación de la familia sino indirectamente" el estudio muestra, apuntando a los grandes costes de la maternidad para la salud mental.

Sin embargo, dos áreas en las que los investigadores centraron sus estudios, no mostraron cambios significativos: prescripción de antidepresivos y analgésicos

Lee | La receta de Islandia para la igualdad de género

Una realidad ignorada

Según la organización mundial de la salud, un 10% de las mujeres embarazadas y un 13% de las mujeres que han dado a luz recientemente, sufren trastornos mentales, mayoritariamente depresión. El porcentaje aumenta en los países desarrollados, alcanzando un 20% después de que la persona de a luz.

A parte de los mayores riesgos de suicidio entre las mujeres postparto, el deterioro de la salud mental afecta notablemente al recién nacido: "si , remarca la OMS, las madres afectadas no pueden funcionar adecuadamente, también está en juego el crecimiento y el desarrollo de los ni´´nos".

Las mujeres que sufren de trastornos mentales postparto también tienen que enfrentarse a un estigma generalizado. Un estudio publicado en 2017 en el British Journal of General Practice, halló que las mujeres tendían a esconder o ignorar sus síntomas de depresión postnatal por temor a la reacción de un personal médico poco comprensivo y a ser etiquetadas como "mala madre". A menudo revelando angustia o rechazando ayuda profesional, estas madres pueden encontrarse abrumadas y solas.

Lee | La licencia de paternidad en América Latina como impulso a la igualdad de género

Ampliando el debate político

El nuevo estudio puede ayudar a ampliar las discusiones políticas, afirman Petra Persson y Maya Rossin-Slater.

Actualmente, el debate político principal sobre las licencias paternales remuneradas gira en torno a la búsqueda de nuevas maneras de contribuir a la reducción de las diferencias salariales entre géneros, proporcionando a las mujeres más flexibilidad laboral y menos reveses en sus carreras.

El ejemplo sueco, no obstante, destaca los efectos de la maternidad para la salud maternal y como una mayor flexibilidad laboral del padre puede aliviarlo. Es importante pensar, no solo de proporcionar a las familias acceso a un permiso, si no de también ofrecerles la libertad en la manera de usarlo, añade Rossin-Slater.

A día de hoy, 17 estados de la Unión Europea conceden una licencia de paternidad de mínimo dos semanas en el momento del nacimiento del bebé. No obstante, según un informe de la Comisión Europea, solo 13 estados miembros conceden una licencia de paternidad bien remunerada. Solo 10 países de la UE tienen un periodo de licencia paternal reservado para los padres, pero, hasta en estos países, este derecho puede ser a menudo transferido a las madres.

Al analizar la investigación sobre los permisos de paternidad a lo largo del continente, el informe muestra que los padres suelen tomarse unos días libres inmediatamente después del nacimiento de su hijo, pero raramente extienden el periodo de su permiso de paternidad - hasta el punto que el 90% de los padres de toda la UE no utilizan los derechos del permiso paternal.

Lee | La paternidad en Europa explicada en gráficos

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.