Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La salud mental de los padres mejora cuando los hijos se van de casa, según un estudio

La salud mental de los padres mejora cuando los hijos se van de casa, según un estudio
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La salud mental y el bienestar de los padres mejoran cuando su hijo o hijos se independizan, según una investigación recientemente publicada.

El estudio, realizado por Christoph Becker, Isadora Kirchmaier y Stefan Trautmann, de la Universidad de Heidelberg en Alemania, descubrió que tener hijos se relaciona con mayores niveles de bienestar y menor tendencia a padecer depresiones.

Pero esta asociación se produce solo cuando los niños ya han abandonado el hogar, precisa el informe, que señala que cuando estos todavía comparten residencia con sus progenitores tienen un impacto negativo.

La investigación también concluyó que la paternidad representa más un desafío para la salud mental de la madre que la del padre.

"Eso no me sorprende en absoluto", dijo Alexandra Zykunov, editora de Brigitte, la revista femenina con mayor difusión de Alemania, a Euronews.

Alexandra fue la primera de su círculo de amigos en tener hijos. Debido a esto, no tenía modelos a seguir en su entorno inmediato.

Ella y su marido no habían pensado mucho en la idea de compartir el cuidado de los niños.

"Antes del nacimiento no sabía que habría tanta discusión en torno a la guardería cuando llegara el bebé", dijo Alexandra.

Se tomó el típico año de licencia de maternidad disponible en Alemania, mientras que su marido se tomó solo dos meses.

¿Por qué? Porque su marido ganaba más, un escenario común a muchas parejas.

"Sólo cuando nació nuestro segundo hijo, y cuando yo estaba más preocupada por el tema, me di cuenta de que este pensamiento es a menudo absurdo", dijo.

Ahora Alexandra y su marido se adhieren a un modelo de crianza 50/50 y hacen un esfuerzo por compartir las responsabilidades del cuidado de los niños de forma equitativa.

Su argumento de por qué la crianza tradicional no tiene sentido en un mundo moderno se basa en las oportunidades laborales que ahora tienen las mujeres. "Las mujeres tienen la oportunidad de ganar tanto o más que sus parejas. Sería mucho más lógico si el hombre dijera: 'Ya hago más, así que reduzco mis horas o me tomo un permiso parental más largo para que no te quedes tanto tiempo fuera, para que puedas ponerte al día'".

Klaus Preisner, profesor de sociología de la Universidad de Zurich, dijo: "El modelo tradicional aún existe, incluso domina significativamente, y la gran mayoría de los niños crecen en este ambiente".

Durante gran parte del tiempo después del nacimiento de sus hijos, Alexandra se dedicó a la atención primaria, mientras que su marido volvió al trabajo.

Sin embargo, el punto de inflexión para ella se produjo cuando se tomó un fin de semana libre, mientras su marido se ocupaba de los niños. "Podías estar sola, disfrutando de tu tiempo, pasando tiempo con tus pensamientos. Tu mente no se interrumpía porque algo se cayó o uno de los niños se puso a llorar", rememoró.

Cuando volvió a casa, le sugirió a su esposo un arreglo alternativo. Cada seis a ocho semanas, uno de ellos se va con los niños para que el otro tenga tiempo para sí mismo, un fin de semana entero.

"Tener algo así que te está esperando también te ayuda en situaciones difíciles, como cuando ambos niños están gritando. Y en el fin de semana, tienes tanta energía y poder, es increíble".

View this post on Instagram

BOAH, SOWAS VON RANT! Ich hab echt lang überlegt, ob ich hierzu was schreiben soll. Aber nachdem mich hier auch heute noch fremde Happy-Family-Posts vom Pfingstwochenende in der schönsten Insta-Heile-Welt-Manier heimsuchen, muss ich jetzt wirklich mal folgende Frage stellen: . Hat denn wirklich niemand außer mir ein richtig beschissenes Pfingst-Wochenende gehabt? Hatten denn wirklich alle tolle Reisen, in die Berge, in den Wald, an den Strand? Mit einer wohlgelaunten Mama, der es nicht im Geringsten etwas ausmachte, dass es an allen "freien" Tagen schon um 5.40 Uhr losging? Mit noch wohlgelaunteren Kita-Kindern, die sich auf eine 4-tägige One-on-one-Betreuung freuten? Und Eltern, die ganz besonders happy darüber waren, dass der Freitag vor dem Wochenende auch schon Kita-frei war, weil Studientag? Während die Babysitterin gerade an diesem Wochenende entschied, unsere Nachrichten zu ghosten? . Hatte sich wirklich niemand außer mir, sobald die Kinder im Bett waren, heftigst mit dem halbsterbenden Mann darüber gestritten, bei welchem Krankheitsstadium (er) wer von uns wie lange das Gott gegebene Recht hat, im Bett zu bleiben? Und wer von uns (ich) wann das letzte mal (erinnere mich nicht) so lange ausgefallen war (nie)? . Hatten sich denn an diesem verdammten Pfingstwochenende wirklich alle endlos, endlos lieb und hatten 96 Stunden lang so richtig, richtig Bock aufeinander? . Es dürfte ein Schocker sein, aber ich für meinen Teil hatte ein endlos beschissenes sogenanntes freies Wochenende. Es war null frei. Und es war auch kein Wochenende. Es waren: Vier. Ganze. Tage! . Und nein, Mitleid not needed, kriegen wir hier schon alles hin. Was mich nur endlos, endlos aufregt: Warum zur Hölle kommen meine Realitäten in dieser Insta-Realität nicht vor?! . Wer mir also beim nächsten Mal ein schönes "verlängertes" Wochenende wünscht, dem spiele ich ab 5.40 Uhr Telefonstreiche. In Endlosschleife. Mit Rammstein. . ???Maja Metz #duhastesdirjasoausgesucht #jetztmalehrlich #firstworldparentproblems #thestruggleisreal #iloveyouBabys #butwhysoearly #honestmotherhood #motherhoodunplugged #fürmehrrealitätaufinstagram #momlife #dadlife #familylife #parentgoals #lebenmitkindern

A post shared by Magazintrulla bei BRIGITTE (@alexandra___z) on

Alexandra siente que este modelo le ha proporcionado un alivio muy necesario. Sin embargo, siguen siendo minoría. "Estas ideas de la crianza tradicional están tan profundamente arraigadas en nosotras que las mujeres realmente tienen problemas para dejarlo ir", explica.

E incluso con su modelo 50/50, ella todavía se encuentra con esto.

"Por la noche les saco la ropa porque, ya sabes, mañana es el turno del hombre de vestirles y yo les saco el suéter más caliente, para que no mande al niño a temperaturas bajo cero con manga corta. Él nunca lo haría, pero tú lo haces de todos modos".