Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Las ONG denuncian la falta de compromiso político ante la crisis migratoria

Las ONG denuncian la falta de compromiso político ante la crisis migratoria
Derechos de autor
رويترز
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Una crisis sin precedentes exige medidas sin precedentes. El día mundial de los refugiados, con cerca de 70 millones de personas desplazadas forzosamente por todo el mundo, las oenegés denuncian la falta de compromiso y la inactividad de los líderes mundiales de los países occidentales en una situación en la que casi la mitad de las víctimas son menores.

No hemos tenido tales números desde la segunda guerra mundial"
Jan Egeland

Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados, explica a Euronews la magnitud de la situación. "Actualmente hay más de 70 millones de refugiados y desplazados internos en todo el mundo. No hemos tenido tales números desde la Segunda Guerra Mundial. Es una llamada de atención para los líderes de todo el mundo".

Sin embargo, según la organización noruega, son los países en desarrollo y no los países ricos quienes están soportando la mayor parte de la llegada de personas.

"Existe la idea de que en Europa estamos invadidos por refugiados. La realidad no puede estar más lejos de eso. La mayoría de los países europeos no aceptan refugiados ni desplazados internos", concluye Egeland.

Las llegadas a Europa alcanzaron su punto más alto en 2015. Pero la respuesta de la Unión Europea, encabezada por Angela Merkel, se ha visto truncada por las discusiones internas en Bruselas.

"Lo que decimos es que la inmigración siempre ha sido parte de la sociedad. Siempre hemos estado migrando y no va a parar ahora. Así que esta idea de poder aislar a Europa mientras el mundo está en una catástrofe climática, mientras que el mundo es tan desigual, simplemente no funciona y lo que estamos viendo ahora es que una de cada seis personas que intenta cruzar el Mediterráneo muere", explica Nora Hofstetter, coordinadora regional de Seawatch.

El flujo de inmigrantes hacia Europa puede haberse ralentizado, pero su llegada en masa en 2015 provocó una reacción política que todavía se siente en los países de la UE. Bruselas y los Estados miembros siguen profundamente divididos en cuanto a los esfuerzos para encontrar un enfoque común a la crisis.