Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Turquía pide cuentas a Arabia Saudí por el asesinato de Khashoggi

Turquía pide cuentas a Arabia Saudí por el asesinato de Khashoggi
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué consecuencias va a tener el demoledor informe de la ONU sobre la muerte de Jamal Khashoggi? ¿Cómo va a afectar al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, que se le señale como responsable directo del asesinato del periodista saudí?

Turquía ha sido una de las primeras voces en alzarse para pedir cuentas a Arabia Saudí

"En el informe, la ONU confirma que los saudíes son definitivamente culpables y que estaban al tanto de todo lo sucedido -reaccionó el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan-. _También dice que la postura que los saudíes adoptaron hacia Turquía fue errónea. Ahora tienen que pagar el precio, porque son responsables de lo ocurrido".
_

El informe de la ONU dice que existen pruebas sólidas sobre la implicación de altos responsables saudíes en el asesinato, y en particular, del príncipe heredero, Mohamed bin Salmán en el asesinato del Khashoggi. Por ello, se pide una investigación internacional y más sanciones contra Ryad, pues las impuestas hasta ahora las considera "poco efectivas".

El periodista saudí Jamal Khashoggi, columnista de The Washington Post y abiertamente crítico con la monarquía de su país, fue presuntamente asesinado y descuartizado por agentes saudíes en el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

Mucho ruido y pocas consecuencias para Arabia Saudí

El escándalo fue enorme, al igual que la condena internacional. Ryad, que al principio negó los hechos, acabó inculpando a once personas por el crimen y pidiendo la pena de muerte para cinco de ellas, pero sin implicar de ningún modo al heredero. No obstante, como critica el documento de la ONU, el asesinato provocó mucho ruido, pero muy pocas consecuencias para los saudíes.