Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Denuncia contra la "lista negra" de periodistas críticos con el Gobierno turco

Denuncia contra la "lista negra" de periodistas críticos con el Gobierno turco
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El pasado viernes, la Fundación para la Investigación Política y Social (SETA), un think tank turco vinculado al Partido de la Justicia y el Desarrollo (el AKP) el partido al que pertenece el presidente Erdogan, publicó un informe en el que se evalúa la cobertura que medios internacionales hacen de Turquía, como Euronews Turquía, Sputnik, BBC Türkçe, Deutsche Welle Türkçe, China Radio International o the Voice of America.

El documento, que ha causado una gran indignación entre los profesionales de los medios de comunicación, detalla a lo largo de sus más de 200 páginas los nombres, antecedentes profesionales y datos biográficos de algunos de los periodistas que trabajan en los medios citados, tanto turcos como extranjeros, por adoptar una posición "antigubernamental" a la hora de informar sobre las acciones del Gobierno turco.

Como respuesta, el Sindicato de Periodistas de Turquía (TGS) y la Asociación de Estudios en Medios de Comunicación y Derecho (MLSA) han presentado esta mañana una denuncia penal ante la Fiscalía de Estambul por la publicación de la "lista negra" de periodistas, calificados en el informe como "enemigos de Turquía".

El sindicato del ÇGD, la Asociación de Periodistas Progresistas, también ha condenado el informe del SETA y ha invitado a todos los periodistas a oponerse a "este ataque a la prensa y libertades personales" y ha ejercer sus derechos legales.

"El informe de SETA, que no toleran que los periodistas hagan periodismo, tiene como objetivo que todos los periodistas sigan el mismo patrón y no duda en señalar a los periodistas ante la sociedad. Será considerado un punto negro en nuestra historia"

Por su parte, Reporteros Sin Fronteras, se ha mostrado especialmente crítico con el informe del SETA, el cual califican de "un nuevo nivel de acoso" para los corresponsales internacionales. Según el informe publicado por el think tank con sede en Ankara, compartir publicaciones de Reporteros Sin Fronteras en redes sociales, o la cobertura de un juicio a un periodista en Turquía, son hechos que colocarían a los periodistas listados como supuestos "opositores" al Gobierno de Erdogan.

"Consideramos (el informe) un nuevo y peligroso acto de intimidación contra periodistas independientes", ha declarado a Euronews Johann Bihr, responsable de Reporteros Sin Fronteras de Europa del Este y Asia Central. Bihr considera que se trata de un acto "irresponsable" en el contexto del clima de tensión y polarización que existe actualmente en Turquía.

Los medios de comunicación mencionados en el artículo son acusados de llevar a cabo "un trabajo basado en sus percepciones".

El presidente del sindicato TGS, Gökhan Durmus, declaró en un comunicado de prensa este lunes que el Gobierno "quiere criminalizar a los medios de comunicación y a periodistas de renombre que hicieron su trabajo".

Tras la polémica ocasionada por el informe, el SETA, think tankturco que se define como independiente e imparcial, ha emitido un comunicado en relación al documento publicado el pasado viernes. "No se centra especialmente en los periodistas de la oposición. El hecho de que los periodistas tengan una posición política y su determinación es legítimo", ha declarado la organización.

Por su parte, İsmail Çağlar, uno de los autores del documento, ha rechazado las críticas por Twitter. "Si hay errores, compártelos con nosotros..." escribió Çağlar ."El resto es tu juicio ideológico, que no es asunto nuestro", concluyó.

Según la calificación mundial sobre libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras, Turquía se encuentra en el puesto 157 de un total de 180 países analizados y es el estado con mas profesionales de los medios encarcelados.