Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Europa impulsa un plan de lucha contra los incendios antes del comienzo de la temporada

Europa impulsa un plan de lucha contra los incendios antes del comienzo de la temporada
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Los incendios forestales de este año en la UE ya han superado a los del año pasado, con más de 200.000 hectáreas quemadas. La temporada alta de incendios acaba de empezar.

En 2018, 135.000 hectáreas quedaron reducidas a cenizas. Sólo seis Estados miembros se salvaron de las llamas. Los incendios forestales mataron a más de 100 personas en Grecia en 2018, en una de las temporadas de incendios más mortíferas del siglo.

Casi cien vehículos, un helicóptero, dos aviones y alrededor de 300 bomberos de siete países europeos han desembarcado en la isla croata de Cres. No se trata de una alerta real, sino una gran simulación de 4 días: el CRES-MODEX 2019. Un simulacro masivo, antes de la temporada de incendios de verano, organizado con el fin de entrenar a los equipos de la UE en un entorno realista y prepararlos para las misiones internacionales.

Una vez establecida la base de operaciones, la palabra clave para las unidades, y el objetivo del ejercicio es la cooperación.

Víctor Fernández forma parte del equipo español de aviso de incendios forestales: "Hacer que diferentes equipos, de diferentes países e idiomas, trabajen juntos con el mismo objetivo requiere una metodología. Este ejercicio nos permite mejorar la forma en que cooperamos para que podamos ser mucho más eficientes cuando la situación se haga realidad".

Los equipos responden a emergencias simultáneas en toda la isla, en situaciones similares a lo que han experimentado Portugal y Grecia. Están de servicio las 24 horas del día.

El ejercicio no trata sobre cómo extinguir un incendio, sino sobre estrategia, planificación táctica de actividades y manejo de equipos internacionales en territorios desconocidos

El capitán francés coordina la operación de búsqueda y rescate en la que todos los bomberos deben seguir técnicas estandarizadas de la UE. Es como hablar el mismo lenguaje, aunque no hablen.

"Esto significa que esta área está despejada y que seguiremos adelante para buscar", explica un bombero griego señalando una cinta que cuelga en un andamio.

Estos equipos forman parte de las fuerzas listas para ser desplegadas por el Mecanismo de Protección Civil de la UE. Desde 2001, este sistema de apoyo de emergencia ya ha intervenido 300 veces en algunas de las situaciones de emergencia más complejas del mundo... El mecanismo se ha reforzado antes de la temporada estival con el denominado RescEU, que establece una reserva de aviones y helicópteros de extinción de incendios, al tiempo que refuerza las medidas de prevención de catástrofes.

Christos Stylianides es comisario de ayuda humanitaria y gestor de crisis para la UE: "Definitivamente, a través de RescEU podemos mejorarnos a nosotros mismos y podemos aumentar nuestra forma ya eficaz y eficiente de hacer frente a los desastres naturales. Las catástrofes y los desastres naturales no tienen fronteras. Y tenemos que encontrar formas de verlo. Además, la solidaridad europea no tiene fronteras".

Ejercicios como este también ofrecen el mejor escenario para probar cómo las nuevas herramientas y tecnologías se aplican a la protección civil. Un equipo de expertos españoles mostraba un sistema de evaluación de incendios.

Rodrigo Álvarez forma parte del equipo de evaluación y asesoramiento en incendios forestales: "Es una herramienta de visualización, bastante sencilla pero precisamente esa es la clave, que de un vistazo se comprende cómo está configurado el terreno, cómo evoluciona el incendio, cuál es el perímetro actual y cómo está previsto que evolucione".

La mayoría de los incendios forestales son causados por la actividad humana, la gestión insostenible de los bosques y la degradación de los ecosistemas. Por eso, según los expertos, la clave para proteger a los ciudadanos y a nuestros bosques sigue siendo la prevención.