Una ola de calor letal en Europa

Foto ilustrativa
Foto ilustrativa -
Derechos de autor
Reuters / Pascal Rossignol
Tamaño de texto Aa Aa

Europa se cuece y lo peor está por venir. Al menos una persona ha muerto en Milán y este viernes habrá 16 ciudades italianas en alerta por el calor y las temperaturas pueden superar los 43 grados centígrados

Los servicios meteorológicos franceses anunciaron este jueves la activación por primera vez en el país de una alerta roja por calor en cuatro departamentos del sureste del país, donde el viernes se puede llegar hasta los 45 grados.

La alerta roja en los departamentos de Gard, Vaucluse, Hérault y Bouches du Rhône es consecuencia de unas temperaturas que podrían superar el tope histórico en el país, los 44,1 grados centígrados que se registraron en las localidades de Saint-Christol-lès-Alès y Conqueyrac, en esa misma zona, en agosto de 2003. Aquel año la canicula provocó 15.000 muertes

La medida se traducirá en la cancelación de todas las salidas escolares y de los actos festivos, salvo los que se organicen en locales refrigerados, anunció la ministra de Sanidad, Agnès Buzyn, en una comparecencia ante la prensa. Por su parte, el alcalde del distrito cuarto de París, Ariel Weil, ha explicado que llaman a las personas más vulnerables que tienen registradas gracias a los servicios sociales y se aseguran de que estén bien, "sino, nos encargamos de ellas, vamos a buscarlas y las llevaremos de vuelta a nuestras habitaciones refrigeradas".

Nadie escapa a la climatología extrema. Los responsables del zoo de Praga han proporcionado alimentos entre hielo a gorilas y osos polares. En la República Checa jamás se habían alcanzado los cuarenta grados en el mes de junio.

Las peores consecuencias del calor son visibles en España. Las autoridades catalanas consideran que el de Tarragona, que ha quemado más de cinco mil hectáreas y ha obligado a evacuar a 53 personas, es el peor incendio en la región de este siglo.