Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Día Mundial del Emoji: Cómo la paella se convirtió en el primer plato español con emoticono

Eugeni Alemany, el cómico valenciano que inició la campaña "paella emoji".
Eugeni Alemany, el cómico valenciano que inició la campaña "paella emoji".
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La "operación paella emoji" se inició en el año 2014, con la intención de convertir el reconocido plato valenciano, una región del levante español, en un emoticono presente en todos los teclados del mundo. Dos años fueron necesarios para que este arroz de un característico color amarillo fuese integrado en la enciclopedia emoji.

Hoy, en el Día Mundial del Emoji, el precursor de esta campaña, el cómico y presentador de televisión valenciano, Eugeni Alemany, recuerda la historia de cómo la paella se convirtió en el primer plato español en ser tener su propio emoticono.

Eugeni Alemany viajó a San Francisco, donde se reunió con UnicodeFuente: @eugenialemany

Alemany viajó a dos continentes y movilizó a las redes sociales para que reclamasen la inclusión de la paella dentro del abanico de emojis existente."Wikpaella, una asociación que defiende este plato típicamente valenciano, se puso en contacto conmigo para dinamizar unos premios que organizan anualmente y como acción en redes sociales se me ocurrió que podríamos pedir el emoji", relata Alemany a Euronews.

La acción tuvo un alcance inesperado, incluso para el propio Alemany, hasta el punto en el que una marca de arroz valenciano se puso en contacto con el cómico para iniciar una petición formal que demandase la creación del emoticono de la paella. "Lo que empezó como una broma fue creciendo y en el año 2015 comenzamos la campaña en las redes", recuerda.

El siguiente paso fue ponerse en contacto con Unicode, un estándar que permite que todas las empresas de telecomunicaciones cuenten con los mismos emoticonos. Alemany viajó hasta San Francisco para encontrarse con Unicode y, según cuenta, le impusieron dos requisitos: el primero, que el elemento fuese reconocible mundialmente y, el segundo, que existiese un clamor del público reclamando la paella emoji.

Eugeni Alemany en JapónFuente: @eugenialemany

"Fuimos trending topic internacional en dos ocasiones, algo muy heavy para ser una campaña salida desde Valencia, una autonomía de España", explica. El apoyo internacional que recibió la paella emoji y las millones de adhesiones de usuarios de redes sociales a la campaña -Alemany destaca la del chef español José Andrés- propiciaron que en 2016 se incluyese la paella en todos los teclados del mundo.

"Incluso fuimos a Japón a hablar con el creador de los emojis, Shigetaka Kurita, y recibimos su bendición para crear un emoticono de la paella", rememora.

Sin embargo, la inclusión de la paella en ordenadores y dispositivos móviles no causó la reacción esperada entre los valencianos. Algunas empresas de telecomunicaciones habían incluido una paella con ingredientes de lo más variopinto, como guisantes, mejillones o gambas, sin respetar la receta tradicional del plato, elaborada con pollo y conejo. "Eso no era paella, era 'arroz con cosas'", sentencia el cómico valenciano.

Pero el clamor popular de la paella emoji no había decaído y, una vez más, se consiguió cambiar el diseño del emoticono.

"Tiene la particularidad de ser el primer emoji que representa a la cocina española y la valenciana, en concreto. Está el burrito mexicano, hay comida japonesa, pizza... Pero este era el primer icono propiamente español", explica Alemany.

Otras regiones españolas y organizaciones han contactado con Eugeni Alemany para pedirle consejo de cómo llegar a convertir en emoticono otros platos de España, pero se muestra escéptico respecto a si cumplen los requisitos de "internacionalización". "Les mando todo mi apoyo y cariño, pero la paella es un plato internacional, mundialmente reconocible, todos tenemos una idea en idea de paella en la cabeza", añade.