Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

"Ahora el PSOE tiene todos los incentivos para procrastinar"

"Ahora el PSOE tiene todos los incentivos para procrastinar"
Derechos de autor
REUTERS/Sergio Perez
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Desánimo, decepción, hartazgo... son muchos los sentimientos de los ciudadanos españoles tras el fracaso de la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. La posibilidad de que las fuerzas políticas sigan sin ponerse de acuerdo y se tengan que celebrar elecciones en noviembre, las cuartas en tres años, enciende los ánimos a las puertas del Congreso:

"Ahora se irán de vacaciones, para cobrar y disfrutar, que es lo que están haciendo... y los demás, seguimos muchos sin trabajo, pero ellos si que cobran, aunque no trabajen... así es España, así somos los españoles. Tenemos mucha cara", afirmaba una mujer.

"Me parece fatal que no haya habido un entedimiento. Pedro Sánchez ha cometido errores, pero Pablo Iglesias muchos más, pidiendo tantas cosas, tantos ministerios... Si yo fuera el PSOE le hubiera ofrecido simplemente un acuerdo de investidura", añadía otra ciudadana.

El analista Pablo Simón durante sus declaraciones a euronews

Lo cierto es que la agria disputa entre el PSOE y Unidas Podemos dificulta el diálogo de cara a una nueva investidura. El analista político Pablo Simón considera que lo ocurrido puedo pasar factura a las dos formaciones políticas, aunque será más cara para los de Pablo Iglesias:

"Podemos, yo creo que excedió el juego en su mano. Pensó que podría forzar un acuerdo de última hora, incluso lanzando una propuesta desde la tribuna, y finalmente se abstuvo... cuando, probablemente, si hubiera aceptado la última propuesta del partido socialista hubiera terminado colocando al PSOE en una situación más incómoda... y es teniendo que asumir un Gobierno de coalición minoritaria, cosas que en un principio ellos no quieren. Siempre preferirían ir a un gobierno en minoría...

Vamos a ver una disputa a propósito de quién es más responsable de esta situación, pero, en cualquier caso, ambos salen tocados. La diferencia es que el Partido Socialista ahora tiene todos los incentivos para procrastinar, es decir, para no sentarse inmediatamente a la mesa, sino dejar pasar el tiempo. ¿Por qué? Porque ellos saben que a medida que se acerquen más a la fecha fatídica del 23 de septiembre, más probabilidades van a tener de poner a los demás en una tesitura incómoda, que es o se abstienen para permitirle gobernar en minoría, o tal vez con un acuerdo programático, o serán los responsables de que haya unas nuevas elecciones", explica.