Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Aumentan las víctimas infantiles en los conflictos armados

Aumentan las víctimas infantiles en los conflictos armados
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Los niños son ajenos a las guerras y, sin embargo, siguen siendo sus primeras víctimas. La ONU ha publicado un informe descorazonador que denuncia que cada vez mueren más niños en los conflictos, al tiempo que crecen las violaciones de sus derechos.

Las cifras son estremecedoras. En 2018, más de 12.000 niños y niñas murieron o resultaron amputados en conflictos armados, el número más alto en casi dos décadas. Siria y Afganistán encabezan esta lista negra, junto con Yemen, donde solo el año pasado hubo 1600 víctimas infantiles.

Los niños mueren, sobre todo, debido a la explosión de bombas y minas antipersona, el fuego cruzado y el bombardeo de zonas civiles, especialmente ciudades.

Niños soldados, esclavos o privados de sus derechos más básicos

También se registran cada vez más violaciones graves de sus derechos. La ONU registró 24.000 casos de niños reclutados, secuestrados, sin acceso a la educación o a la ayuda humanitaria. Datos que podrían ser solo la punta del iceberg de una tragedia con un calado mucho mayor, pues Naciones Unidas calcula que, con los medios con los que cuenta, solo puede verificar un 30 % de las violaciones.

El drama de los niños soldado es especialmente grave en Nigeria y Somalia. En este último país, el grupo terrorista Al Shabab reclutó el año pasado cerca de 2000 niños, algunos con solo ocho años de edad.

"El único lugar donde todas las cifras son muy altas y se registran todas las violaciones en todas las categorías es Somalia. Así que quiero hacer un llamamiento, ahora mismo, para que prestemos atención a Somalia", alertó durante la presentación del informe Virginia Gamba, representante especial de la ONU para la Infancia y los Conflictos Armados.

La destrucción de escuelas como estrategia de guerra

Y aunque las heridas tal vez se curen, las cicatrices marcarán el futuro de esas sociedades. De hecho, la ONU alerta de que la destrucción de escuelas, que también aumenta, se ha convertido en una nueva estrategia de guerra que busca reducir las opciones de los niños.

"Si destruyes colegios estás destruyendo oportunidades y para las niñas (la educación) es fundamental", dijo Gamba, que citó la situación de Mali, donde los ataques contra centros educativos se han doblado.