Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Alzamiento de Varsovia: ¿Qué pasó durante la II Guerra Mundial y cómo se ve hoy en Polonia?

Alzamiento de Varsovia: ¿Qué pasó durante la II Guerra Mundial y cómo se ve hoy en Polonia?
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Polonia celebra el 75º aniversario del Alzamiento o Levantamiento de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial.

La capital polaca se detendrá a las 17.00 horas y harán sonar las sirenas para conmemorar la insurrección.

La impresionante conmemoración anual marca el día de la infame operación de resistencia de 1944 en Varsovia que dejó al menos 150.000 víctimas mortales.

¿Cómo ven el Alzamiento de Varsovia hoy en día los polacos?

Con la insurrección, la capital polaca fue destruida casi por completo y de forma sistemática durante 63 días de lucha encarnizada contra los nazis.

La mayoría de los polacos están familiarizados con los detalles del levantamiento, y nadie en el país discute el valor y el sacrificio de los insurgentes, que se celebran cada año. Pero el evento representa también un momento de división histórico.

En Polonia todavía hay acalorados debates entre los que ven el levantamiento como justificado y los que lo consideran irracional, estúpido o incluso criminal.

El siguiente video muestra imágenes impactantes de la conmemoración de hace dos años:

¿Cuál era el objetivo del Levantamiento de Varsovia?

En el verano de 1944, el Ejército Nacional Polaco clandestino (Armia Krajowa) lanzó la operación. Polonia había sufrido cinco años de una brutal ocupación alemana, pero esperaba que los soviéticos llegaran pronto a la capital polaca al acercarse por el Este.

El principal objetivo político del Ejército Nacional era liberar Varsovia y acoger al Ejército Rojo en una ciudad ya liberada de los nazis.

El movimiento de resistencia clandestino pretendía establecer relaciones más equitativas con su poderoso vecino oriental. A pesar de las malas relaciones entre la Unión Soviética y Polonia, los comandantes de Armia Krajowa esperaban que el Ejército Rojo les ayudara a luchar contra los alemanes.

Pero los comandantes también pensaron que después de años de ocupación nazi, los habitantes de Varsovia se rebelarían espontáneamente contra las fuerzas alemanas. Se pensó que una insurrección organizada militarmente sería mejor que una resistencia ciudadana incontrolada y mal preparada.

¿Cómo se desarrolló el Alzamiento?

La insurrección de Varsovia comenzó el 1 de agosto de 1944, a las 17.00 horas. Ese momento se llama ahora en la historia polaca "Godzina W" (la hora W), en la que la W representa a Varsovia.

Del lado polaco había entre 25.000 y 35.000 combatientes. Pero los historiadores dicen que sólo uno de cada 25 combatientes estaba armado. Los alemanes, por su parte, tenían un número comparable de soldados, pero estaban mucho mejor equipados.

El plan de los comandantes de la 'Armia Krajowa' era mantener la ciudad durante 14 días, pero la insurrección duró 63.

Durante los primeros cuatro días, la resistencia de los alemanes no fue muy fuerte y los insurgentes pudieron capturar, con la ayuda de los habitantes, una parte significativa de la ciudad. Para el 5 de agosto, los alemanes comenzaron a intensificar sus esfuerzos, luchando no sólo contra los insurgentes sino también contra civiles.

'Armia Krajowa' perdió progresivamente todas las partes confiscadas de la ciudad y se rindió el 3 de octubre. El Ejército Rojo no llegó para ayudar a los insurgentes. Aunque en Occidente es ampliamente visto como la orden de Stalin, la URSS insiste en que habían hecho planes para ayudar, pero las fuerzas alemanas lo hicieron imposible.

El ejército soviético permaneció en la orilla derecha del río Vístula hasta enero de 1945. Al otro lado del río, los alemanes tuvieron mucho tiempo para aplastar el levantamiento, matando a entre 150.000 y 200.000 civiles e incendiando la mayor parte de la ciudad.

Divisiones sobre el Alzamiento de Varsovia

Las conmemoraciones oficiales del levantamiento se centrarán en el heroísmo de los combatientes y el sacrificio de tantos civiles. El consenso común de los polacos es que el día 1 de agosto pertenece a los combatientes y a las víctimas.

Pero el resto del año, muchos seguirán en desacuerdo con la decisión de organizar un levantamiento, dadas sus trágicas consecuencias.

Los que critican la decisión dicen que los insurgentes no estaban preparados e iban mal armados. También defienden que los comandantes del ejército fueron ingenuos al confiar en Stalin, que tenía sus propios planes y no era amigo de Polonia.

También añaden que Polonia, después de perder su capital y miles de sus habitantes, fue una presa más fácil para que Stalin la transformara en un país satélite de la URSS después de la guerra.

Obviamente, Stalin quería establecer un gobierno pro soviético en Varsovia, pero las relaciones eran tan pobres que los dos países suspendieron las relaciones diplomáticas en 1943, por lo que la idea de la confianza mutua es, cuanto menos, cuestionable.

Radosław Sikorski, el ex ministro de Asuntos Exteriores polaco, escribió en su cuenta de Twitter hace dos años sobre el Comandante de la Armia Krajowa y su orden de iniciar el levantamiento de Varsovia: "Con poca inteligencia y sólo 1.700 armas, lanzó a nuestra juventud contra la Wehrmacht. Ha sufrido una de nuestras peores derrotas de la historia", dijo Sikorski.

Otros creen que la decisión estaba justificada y que la población de la ciudad se habría rebelado espontáneamente contra los alemanes después de cinco años de una brutal ocupación.

También dicen que el levantamiento influyó indirectamente en el equilibrio de poder en la Europa de la posguerra, ya que los soviéticos no pudieron ocupar una gran parte de Alemania porque esperaron cuatro meses en la orilla derecha del Vístula.

Durante ese tiempo los Aliados Occidentales progresaron y ocuparon una gran parte de Alemania.