Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Acusan a Frontex de tolerar el maltrato a inmigrantes y de violar los derechos humanos

Acusan a Frontex de tolerar el maltrato a inmigrantes y de violar los derechos humanos
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Frontex en el ojo del huracán. La agencia de fronteras exteriores de la Unión Europea se ha visto inmersa en un gran escándalo por su gestión de la inmigración. Varios medios de comunicación acusan al organismo de tolerar los malos tratos a los inmigrantes, por parte de los funcionarios locales, y de haber violado los derechos humanos durante las deportaciones.

Así, recriminan al organismo que permita a los guardias fronterizos "en Bulgaria, Hungría y Grecia", tratar de dar caza con perros a los solicitantes de asilo, utilizar aerosoles de pimienta o rechazarlos con un desmedido empleo de la fuerza. Una investigación conjunta de medios alemanes y británicos así lo demuestra. Para denunciar los abusos, se apoya en "cientos de documentos internos de Frontex", que son regularmente "archivados" por la agencia europea.

Frontex tiene la posibilidad de retirar a su propio personal de estos países y, al no hacerlo, es vista como cómplice de los hechos. El organismo con sede en Varsovia los niega y asegura que quiere "examinar el asunto" y tomar "las medidas necesarias" con respecto a estas acusaciones.

"No obstante, cabe señalar que, si bien la agencia puede suspender a un agente desplegado por Frontex en el curso de sus operaciones, no tiene autoridad sobre el comportamiento de la policía en las fronteras locales ni sobre el poder de llevar a cabo investigaciones en el territorio de la Unión Europea", añade en una declaración.

Por su parte, la Comisión Europea va a examinar el trabajo de Frontex para "ver si los hechos denunciados son correctos" y sacar las conclusiones "adecuadas". "Cualquier forma de violencia y malos tratos contra inmigrantes y refugiados es inaceptable", insisten las autoridades comunitarias, al tiempo que aseguran que el Ejecutivo europeo "se toma muy en serio estas acusaciones". Frontex cuenta con unos 1 000 funcionarios y un grupo de 1 500 reservistas que pueden ser desplegados en caso de crisis.