Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Cómo afecta a Europa la guerra comercial entre Estados Unidos y China

Cómo afecta a Europa la guerra comercial entre Estados Unidos y China
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Las consecuencias de la tensión entre Estados Unidos y China amenazan con afectar a otros mercados. Según los expertos, los mercados seguirán cayendo o subiendo en función de cómo se despierte Trump y de momento su objetivo no es llegar a un acuerdo con la guerra comercial.

Laura Sánchez, editora jefe de Investing.com, afirma que la estrategia del presidente de Estados Unidos es seguir retrasando un eventual acuerdo comercial con China y así presionar para que sigan bajando los tipos de interés.

"Él tiene claro que va a llegar a un acuerdo comercial con China. Él ya ha dejado claro que será cuando él quiera y de la manera que él quiera. Lo que ocurre es que se ha encontrado con un presidente chino, Xi Jinping, un adversario más duro de lo que parece, y las cosas no le están saliendo como Trump quiere", explica Sánchez.

La fuerte devaluación de la moneda china, el yuan, esta semana ha incentivado los temores de una guerra de divisas. Un yuan más barato implica que sus bienes y servicios también lo son, por lo que puede ser más competitivo.

"Eso para las exportaciones europeas a China puede ser bastante malo. Igualmente un yuan debilitado también preocupa dentro de China porque eso hace que baje el poder adquisitivo, y perjudica al turismo. El turismo chino en Europa es brutal, en España y en otros países europeos, con lo cual con un euro más caro, va a bajar el turismo", añade la experta.

Ante la creciente incertidumbre, el oro se convierte en el mejor valor refugio, con una subida de casi el 2 por ciento esta semana ( hasta el borde de US$1.468 ), la más alta en 6 años.

La fuego abierto entre Trump y la Reserva Federal

Por su parte, Donald Trump sigue lanzando ataques a la Reserva Federal, el último ayer desde su cuenta de Twitter. En sus mensajes expresaba que "el problema no es China, es la FED (la Reserva Federal)" y que deberían bajar los tipo de interés "más y más rápido"

"Desde luego ahora el objetivo de Trump no es llegar a un acuerdo con la guerra comercial, y si los mercados caen lo que hace Trump es echarle la culpa a la FED para que baje los tipos de interés en la próxima reunión", explica Laura Sánchez.

Recientemente, cuatro expresidentes de la FED de los Estados Unidos (Paul Volcker, Alan Greenspan, Ben Bernanke y Janet Yellen) escribieron una carta abierta a The Wall Street Journal, en la que pedían respetar la independencia del banco central. "Es fundamental preservar la capacidad de la Reserva para tomar decisiones basadas en los mejores intereses de la nación, no los intereses de un pequeño grupo de políticos".

Se trata de una respuesta a las contínuas críticas del presidente Trump, que incluso amenazó con despedir a su presidente actual, Jerome Powell, por mantener los tipos de interés altos. El pasado 31 de julio, la Fed anunció la primera bajada de los tipos en una década.

Los productores chinos de tierras raras responden a EEUU

La Asociación de la Industria de Tierras Raras de China, patronal formada por unas 300 firmas del sector, aseguró que el coste de los aranceles impuestos por Estados Unidos a productos chinos debe ser pagado por los consumidores y los mercados de ese país.

En un comunicado publicado en su página web, la institución muestra su "firme apoyo" a las contramedidas que China decida aplicar después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciase la semana pasada nuevas tasas del 10 % sobre importaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares.

"Las tierras raras son un recurso estratégico importante. Debemos ser plenamente conscientes de las ventajas de China en los recursos de tierras raras", se indica en el documento, que resume una reunión celebrada el pasado día 5.

Asimismo, el organismo conmina a sus miembros a que "entiendan totalmente las particularidades de la exportación de productos de tierras raras (...), prevenir riesgos de forma efectiva y reducir pérdidas", justo antes de asegurar que deben ser los clientes y los mercados en EE. UU. los que deben cargar con los costes de los aranceles.

La Asociación, siguiendo la línea marcada por el oficialismo, califica de "acoso comercial" la actitud de Washington, y considera que la "compleja y grave situación" producida por la disputa arancelaria se debe únicamente "a la unilateralidad y al proteccionismo" del Gobierno estadounidense.

Las tierras raras son un conjunto de 17 elementos imprescindibles para la fabricación de productos tecnológicos y Pekín amenaza con cortar el grifo, dado que China es el origen de en torno al 80 % de las que importa EEUU.

Precisamente este grupo estratégico de minerales se ha erigido en uno de los protagonistas en la guerra comercial que libran China y Estados Unidos desde marzo del año pasado, tras una visita del presidente chino, Xi Jinping, a una planta de procesado de estos materiales.