Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Duelo entre el 'Open Arms' y Salvini

Duelo entre el 'Open Arms' y Salvini
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El barco Open Arms se encuentra apenas 1 kilómetro de distancia de la isla italiana de Lampedusa, pero el futuro es incierto para los más de 130 migrantes a bordo durante 14 días después de haber sido rescatados.

Este viernes tres de ellos han sido trasladados a la isla por razones médicas junto a un acompañante, en una nueva evacuación tras las 9 personas del día anterior.

El resto, cuenta con la intención de acogida de al menos seis países europeos, entre ellos España, Francia y Alemania.

El buque de bandera española se enfrentó al ministro del Interior italiano Mateo Salvini en el tribunal y ganó: Un juez tumbó el decreto que prohibía el fondeo del buque en aguas italianas. La orden fue declarada nula. Nadie en el gabinete la había firmado más que Salvini.

Una pequeña alegría lejos aún de cantar victoria:

"Hemos revocado el decreto de Salvini que nos prohibía entrar en aguas italianas bajo la amenaza de confiscar nuestro barco. Podemos (ahora) entrar en aguas italianas sin miedo a que nos multen o nos confisquen el barco. Esto es lo que estoy diciendo y también la sentencia dice que hay que desembarcar a estas personas, pero no dice en qué puerto, por lo tanto, es el Gobierno italiano el que debe responder a su administración, a su sistema de justicia", ha señalado Oscar Camps, fundador y presidente de Proactiva Open Armas.

Salvini, tiene de momento la llave para conceder la autorización de atraque en el puerto italiano, un permiso que, por supuesto, se niega a firmar.

Desde que ultraderechista anunció el fin del Gobierno de coalición, apostando a una futura victoria en las primeras elecciones, alió a algunos de los miembros del gabinete.

Entre ellos, el primer ministro Giuseppe Conte, más benévolo con la cuestión migratoria. A principios de esta semana, Conte había instado a Salvini a permitir el desembarco de los 32 menores, pero el ministro del Interior ignoró la apelación.

"El querido Primer Ministro (Giuseppe Conte) me reprocha mi "obsesión por la inmigración y los puertos cerrados". Sí, soy culpable de tener la obsesión por la seguridad de los italianos y la obsesión por luchar contra los traficantes de seres humanos y las ONG que son cómplices de los traficantes de seres humanos. Sesenta millones de italianos me pagan el sueldo por esta obsesión, por no ser "un alma hermosa", ha asegurado El vice primer ministro de Italia Matteo Salvini.

Además, dos ministros, procedentes de su todavía socio de coalición, el Movimiento Cinco Estrellas, se negaron a firmar un nuevo decreto destinado a revocar el fallo del tribunal.