Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora
El periplo de La Nueve: Los republicanos españoles que liberaron París, olvidados por la historia
Derechos de autor
Españoles en la 2ª G. M. CC BY-SA 4.0

El periplo de La Nueve: Los republicanos españoles que liberaron París, olvidados por la historia

El teniente Amado Granell murió en 1972 en un accidente de tráfico cuando se dirigía al consulado francés en Valencia, España, para reclamar sus derechos salariales como excombatiente. Un final mundano para un héroe guerra: Granell encabezó la primera compañía que liberó París de la ocupación nazi en 1944.

Granell (Burriana, 1898 - Sueca, 1972) lideró un grupo de republicanos españoles relegados por la historia oficial de la liberación. En la noche del 24 de agosto, París se levantó contra la ocupación alemana durante cuatro días. Los hombres de la 9ª Compañía tenían la orden de entrar a la capital a través de la Porte d'Italie, al sur de la ciudad. Los 160 hombres de La Nueve, entre ellos 146 españoles, avanzaron en vehículos blindados que llevaban el nombre de ciudades españolas como Guadalajara, Brunete, Teruel y Guernica.

La sección del teniente Amado Granell entró en el Ayuntamiento hacia las 21.00 horas, donde se reunió con francotiradores parisinos y con representantes del Consejo Nacional de la Resistencia. Es en este lugar donde el capitán Dronne, que comandó el destacamento, dijo en sus memorias que se había quedado dormido alrededor de las dos de la madrugada al son de las canciones de guerra españolas.

Los héroes olvidados

La periodista española Evelyn Mesquida, autora de 'La Nueve: Los españoles que liberaron París', conoció a la historia de estos soldados en 1998, cuando estudiaba el exilio de los republicanos españoles tras la Guerra Civil (1936-1939).

Entonces comenzó un largo trabajo de investigación sobre La Nueve, que estaba ausente de los libros de historia y cuya existencia ella misma desconocía. No es de extrañar, afirmó la escritora española a Euronews, "en España ni siquiera se pronunciaba la palabra republicano".

A.H.C.C La nueve
Integrantes de La Nueve.A.H.C.C La nueve

"Tenían entre 17 y 20 años durante la Guerra de España y tomaron las armas para luchar contra el golpe de Estado franquista. Perdieron la guerra y se exiliaron en Francia", narra la escritora, recordando el inicio del periplo de los integrantes de La Nueve, compartido con cerca de 500.000 españoles republicanos que cruzaron los Pirineos para refugiarse en campamentos improvisados en el sur de Francia.

Pero el viaje no había hecho más que comenzar para los futuros libertadores de París, la mayoría de ellos, comunistas o anarquistas, se unieron a la legión y fueron enviados a Argelia, Túnez y luego a Marruecos, donde se entrenaron con la 9ª Compañía del Regimiento de la Marcha del Chad. A principios de agosto, después de una estancia en Inglaterra, desembarcaron en Normandía y avanzaron hacia París con la certeza de vengarse del fascismo que se había extendido a su país.

A.H.C.C La nueve
Un carro blindado bautizado Brunete de La Nueve durante la liberación de París.A.H.C.C La nueve

Después de entrar en París el 24 de agosto, a los soldados de La Nueve sólo se les unieron al día siguiente los tanques del General Leclerc. La capital francesa fue liberada oficialmente el 25 de julio. En su primer discurso sobre la victoria, el General de Gaulle no dio las gracias a los soldados españoles. El 26 de agosto, frente al Ayuntamiento, dijo:

"¡París indignado, París destrozado, París martirizado, pero París liberado! Liberado por sí mismo, liberado por su pueblo con la ayuda de los ejércitos de Francia".

"Francia pudo existir gracias al discurso nacional del General de Gaulle, que tenía el deber de unir a los franceses. Pero varios años después, el país era lo suficientemente fuerte y, sin embargo, la historia oficial no ha cambiado", lamenta Evelyn Mesquida.

Multitudes se agolpan en los Campos Elíseos para celebrar la liberación el 26 de agosto de 1944.

Cuatro traiciones

Los combatientes españoles pagaron un alto precio por esta incursión militar que los llevó de la liberación de París a las ciudades francesas de Andelot, Nancy y Estrasburgo y hasta el Nido de Águila de Hitler en Berchtesgaden, la casa de retiro del dictador alemán en los Alpes bávaros. Solo una veintena de estos soldados consiguieron celebrar la victoria final de los Aliados en Alemania.

El 8 de mayo de 1945, los republicanos ya habían comprendido desde hacía mucho tiempo que la guerra no continuaría en España. Ayudaron a derrotar al fascismo de Hitler, pero no recibirían el apoyo internacional de los Aliados para vengarse de Franco. Una nueva humillación, según la periodista Evelyn Mesquida.

Los combatientes de La Nueve "han sido traicionados cuatro veces: primero cuando no fueron ayudados por las democracias durante la Guerra Civil de España. Luego, con respecto a las condiciones bajo las cuales fueron recibidos durante la Retirada. Después de la victoria, cuando se les hizo entender que la guerra había terminado. La cuarta vez es el olvido en el que se les ha sumergido", explicó.

La periodista española, que viajó por toda Francia y España con el objetivo de restaurar la memoria de los antifranquistas de La Nueve, se enfrentó a la sorpresa de la gente. "Ellos no conocían este episodio, ni siquiera los más educados", dice ella.

Reparación tardía

Fueron necesarios sesenta años para que saliera a la luz la verdad. En 2004 se inauguraron en París las placas que trazan el curso de La Nueve. Seis años más tarde, la ciudad concedió la 'Medalla de la Villa de París' a los tres únicos supervivientes.

En 2014, una marcha por el mismo camino reunió a más de 1.500 personas, a petición de la asociación del 24 de agosto de 1944, cofundada por Mesquida. "Los primeros soldados de la Francia libre fueron españoles", reconoció entonces el secretario de Estado Kader Arif ese día.

Un año más tarde, el jardín del Hôtel de Ville de Paris pasó a llamarse "Jardín de los Combatientes de La Nueve". Este sábado, 75 años después de su heroico descubrimiento, se inaugurará un fresco en honor de los combatientes republicanos en el distrito 13 de París.

REUTERS/Remy de la Mauviniere/Pool
El rey Felipe I y la alcaldesa de París Anne Hidalgo inauguran el 'Jardín de los combatientes de la Nueve', el 3 de junio de 2015.REUTERS/Remy de la Mauviniere/Pool

"La verdad que se olvidó todo y esos hombres se olvidaron durante más de 70 años", explica el pintor Juan Chica Ventura. "Con ese mural les podemos ver de nuevo. Está en una calle por donde pasó La Nueve, en la calle Esquirol, por eso elegí este lugar. Además, hay una placa dedicada a ellos".

Ventura es nieto de un anarquista que fue encarcelado durante la Guerra Civil. "Toda la familia sufrió bastante", rememora. "Viví los 10 primeros años de mi vida en España en la dictadura. Eramos hijos y nietos de rojos, todo eso se me quedó grabado".

Isabel Ces/Euronews
Rafael Gómez, último superviviente de La Nueve, durante el homenaje de 2014.Isabel Ces/Euronews

Mesquida se siente aliviada por el reconocimiento de los últimos años a La Nueve. "Estoy feliz, estas son las cosas que quedan. Me alegro por estos hombres, de que se haga justicia".

Pero la mayor parte de las ceremonias solo las han podido disfrutar sus descendientes. Hoy solo queda un superviviente de La Nueve, Rafael Gómez, que a sus 99 años vive en Estrasburgo, donde conoció a su mujer y decidió comenzar su familia.

Otros, como el teniente Granell prefirieron volver a España, bajo el franquismo y aún incluso renunciando a la oferta de De Gaulle que le propuso ser comandante del ejército regular: "Francia es mi novia, pero España es mi madre", dice su biografía.

Isabel Ces/ Euronews
Rafael Gómez, último superviviente de La Nueve, durante el homenaje de 2014.Isabel Ces/ Euronews