Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

¿Hasta que punto están los países de la UE cumpliendo los objetivos climáticos de la ONU?

¿Hasta que punto están los países de la UE cumpliendo los objetivos climáticos de la ONU?
Derechos de autor
REUTERS/Henry Nicholls
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Líderes europeos como el francés Emmanuel Macron o la alemana Angela Merkel reconocen que la crisis climática es prioritaria, pero ¿cómo de avanzados están realmente los países europeos en la lucha contra el calentamiento global?

Hemos examinado algunos indicadores clave para averiguarlo: las emisiones de gases de efecto invernadero per cápita, el porcentaje de energía renovable en el transporte y los progresos en la reducción de las emisiones de CO2 de los automóviles nuevos.

Ya en 2015, los Estados miembros de la ONU adoptaron la Agenda 2030, que imponía objetivos en diversas áreas, incluyendo la protección del planeta de la degradación ambiental.

Han pasado cuatro años desde que los países firmaron los objetivos de desarrollo sostenible y es justo decir que el mundo tiene un largo camino por recorrer.

La buena noticia es que, sin duda, hay un cierto impulso en la región para abordar el cambio climático.

La semana pasada, Alemania anunció un paquete de 50.000 millones de euros que establece una hoja de ruta para ecologizar la mayor economía de Europa en las próximas décadas, que incluye incentivos para comprar coches eléctricos, recargos para los vuelos nacionales y dinero extra para el ferrocarril nacional.

Mientras tanto, 87 grandes empresas de sectores como la alimentación, el cemento o las telecomunicaciones se han comprometido a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en una nueva campaña para dirigir a las multinacionales hacia un futuro con bajas emisiones de carbono, dijeron el domingo los organizadores.

We Mean Business, una coalición de grupos de presión, dijo que docenas de empresas se habían unido a la iniciativa en los dos meses previos a la cumbre de la ONU.

Hay países europeos entre ellos: La empresa alimentaria suiza Nestlé, la empresa francesa de materiales de construcción Saint-Gobain y el fabricante francés de cosméticos L'Oreal se han comprometido a reducir las emisiones de carbono a cero para 2050.

Gases de efecto invernadero

Los objetivos de desarrollo sostenible exigen una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero per cápita del 40% respecto a los niveles de 1990.

Si bien los últimos datos, que son de 2017, muestran que las emisiones aumentaron de hecho entre 2016 y 2017 -aunque sólo en un 0,1 %, han bajado un 22 % entre 1990 y 2017-, esto sitúa a la UE en el buen camino para 2030.

Malta representa el nivel más bajo de emisiones de la UE (0,1%), mientras que Alemania es el más alto (21%). Los segundos y terceros países emisores son Reino Unido y Francia.

Islandia, Noruega y Suiza están en gris debido a la falta de datos disponibles, y la cifra se refiere a sus niveles de 2015.

Energías renovables

La segunda de las tres métricas de la ONU para la acción climática fueron las energías renovables, y específicamente la cantidad de esta utilizada por los vehículos que provenían de fuentes renovables.

La UE acordó establecer un objetivo común del 10% para la cuota de energía renovable -incluidos los biocombustibles líquidos, el hidrógeno, el biometano y la electricidad "verde"- en el sector del transporte para 2020.

Ha habido algunos notables avances -en Suecia, es el 38,6%-, pero en otros Estados como Croacia, Grecia y Estonia la cifra es tan sólo del 2%. También ha sido relativamente inferior en países como Alemania y Reino Unido, que tienen industrias automotrices masivas.

De nuevo, las clasificaciones de Islandia, Noruega y Suiza se basan en datos históricos.

En términos más generales, los resultados no son malos: en 2017, las energías renovables representaban el 17,5 % de la energía consumida en la UE, en el camino hacia el objetivo del 20 % para 2020.

Automóviles nuevos

Otra medida fueron los automóviles nuevos y la cantidad de CO2 producido por ellos en todo el bloque. Esta es de nuevo una consideración crucial para países como Alemania, el Reino Unido y, en menor medida, Francia, con sus grandes sectores del automóvil.

Los fabricantes de automóviles europeos han sido cada vez más criticados por no haber abandonado el petróleo para dedicarse a los vehículos eléctricos.

El objetivo de la UE es que los nuevos vehículos emitan un máximo de 95 gramos de CO2 por kilómetro, y aunque algunos están cerca, ninguno lo está todavía.

En Alemania, el quinto peor emisor de CO2 de vehículos nuevos, este ha sido uno de los principales argumentos de discordia, y ha sido un duro acto de equilibrio para que la canciller Angela Merkel, por un lado, cumpla los objetivos de la ONU y, por otro, no aliene a los votantes conservadores en el cinturón de óxido de fabricación del país.

Los países de la UE estarán satisfechos con gran parte de los datos sobre el los objetivos de desarrollo de la ONU, aunque siguen existiendo problemas. El movimiento de protesta por la acción climática, inspirado por la activista adolescente Greta Thunberg, ha argumentado abiertamente que no son lo suficientemente estrictos, y está aumentando la presión sobre los líderes para que lo reflejen.

Cuando el ambicioso plan de acción alemán sobre el clima se publicó el viernes, fue criticado inmediatamente por no ir lo suficientemente lejos, lo que llevó a los Verdes alemanes a prometer que presentarían objetivos aún más audaces para reducir las emisiones de carbono dentro de la mayor economía de Europa.

Lee | Activistas climáticos españoles: "No podemos esperar a ser la generación que esté en el poder"